¿Qué puede ofrecer Ramón Alejandro Tirado Martínez si el PVEM solo es un cascarón que intentará de nueva cuenta pescar a inconformes de otros partidos para condicionar la integración de alianzas a cambio de candidaturas?

Balconeando / Lo verde del Verde

En Baja California Sur el Partido Verde Ecologista de México lleva años tan verdoso como el color mismo de su logotipo, pues solo ha tenido en su precaria historia una representación insulsa en el Congreso de la Unión, y esto fue gracias al movimiento de rebeldía del Leonelismo, y que colgado de ello y tras traiciones llevaron al sindicalizado burócrata Manuel Salgado Amador a entrar al sendero del instituto del Tucán.

Sus liderazgos han estado afianzados gracias al PRI, tal y como lo fue Rommel Fiol Manríquez que le dio la estocada a José Hevia Aguiar, al ondear la bandera del llamado PVEM para anunciarse como fuerte aspirante a candidato a la presidencia municipal sin llegar a nada con el paso del tiempo.

Ahora, bajo la batuta del regidor del XV Cabildo del Ayuntamiento de La Paz, Ramón Alejandro Tirado Martínez, lo más notable es la inauguración de una nueva casa sede estatal del Partido Verde, pero a la cual desde el 23 de octubre de 2016 no se le ha sembrado ningún árbol ni una planta, más bien se han estado secando las muy pocas que quedan en su interior. Así de ecologistas son los del instituto del Tucán.

Quizá lo único que queda en el recuerdo de aquel día que se abrió la casa del PVEM, fue cuando se llenó de habitantes de colonias populares tras un exitoso “operativo acarreo”, y que consistió en pagar a líderes y taxistas para que llevarán a los invitados del barrio o de la colonia.

El distintivo de esa “enorme fuerza social” que dice tener el PVEM es que van donde los invitan, y poco o nada saben que es lo que hace o deja de hacer los miembros ecologistas mexicanos de Baja California Sur; ya que se desconoce todo lo referente a los estatutos, las tareas, o las acciones de su militancia activa, ya que solamente van a legitimar supuestamente que Alejandro Tirado Martínez “tiene gente”.

Fue en la mañana del 13 de julio de 2017 cuando Ramón Alejandro Tirado Martínez recibió su nombramiento como delegado nacional y facultades como secretario general del Partido Verde Ecologista de México en Baja California Sur, esto de manos de Rebeca Barrera Amador, presidenta del Instituto Estatal Electoral; y fue hasta el 12 de septiembre pasado que se realizó su Asamblea Estatal para nombrar a los miembros de su Consejo Político, siendo Ramón Alejandro Tirado Martínez; Manuel Gutiérrez; Juan Fernando Barbosa Delgadillo; María Esperanza Martínez Ceseña; José Gabriel Hirales Chavira; Roberto Garza Espíritu; José Armando López Espinoza; José Saúl González Núñez; César Eduardo Juárez Castillo; María Alejandra Castellón Ochoa; Tenneesse Fabiola Pelayo Solís; María Guadalupe Soto Cota; Margarito Rojas Agúndez; Blanca Estela Meza Torres y Miriam Higuera Medina quienes desde entonces ocupan importantes carteras. O sea, un grupo ecologista sin pena ni gloria.

Y si ya con lo descrito antes fuera poco, la mala puntería que trae Ramón Alejandro Tirado Martínez y sus huestes para aglutinar “nuevos proyectos políticos” está más torcida y sesgada que la vía larga a Los Barriles, pues no solo no le atinan con lo poco que dicen hacer, sino que incluso con sus “últimas adquisiones” han estado una y otra vez en el ojo del huracán ante la ciudadanía.

Y lo apuntamos porque Ramón Alejandro Tirado Martínez ha comentado ante medios de comunicación que su partido no está cerrado a que se unan actores políticos que han militado o que militen en otros institutos políticos, pues según ha expresado el PVEM tiene abiertas las puertas para todas aquellas personas que quieran contribuir a un cambio en Baja California Sur, y por eso le echaron el ojo para la candidatura a la Presidencia Municipal de Los Cabos al todavía diputado federal del PAN, Víctor Ernesto Ibarra Montoya.

Y por otro lado, cabe recordar que fue el mismo Ramón Alejandro Tirado Martínez quien dio a conocer la llegada de Sergio Polanco Salaices al PVEM, no descartando la posibilidad de que vuelva a competir en pos de la alcaldía de La Paz bajo el membrete de ese instituto político.

Por eso la interrogante: ¿Qué puede ofrecer Ramón Alejandro Tirado Martínez si el PVEM solo es un cascarón que intentará nuevamente pescar a inconformes de otros partidos para condicionar la integración de alianzas a cambio de candidaturas?

Por lo que tanto el PRI como los demás partidos tendrán que valorar si les conviene ceder posiciones a un Partido Verde Ecologista de México que no le garantiza votos a nadie y que se arrastra en la actualidad en un descrédito realmente histórico. Así que será cuestión de esperar para ver qué sucede con ello, pero mientras algo ocurre al respecto, quien esto escribe seguirá Balconeando. . .

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments