No estuve en la noche de sangre enfrente de Home Depot, el sábado próximo pasado

¿Qué hacer?

No estuve en la noche de sangre enfrente de Home Depot, el sábado próximo pasado. Pero es de todos conocidos una serie de videos en donde se observa el asesinato cruel, sarracino del compañero Javier Lucero Martínez.  Este crimen se suma a los centenares que se han cometido en estos tres años. Y como todos, no se tienen detenido los responsables. Este crimen al igual que los anteriores lo condenamos con todas nuestras fuerzas. Obvio esto no es suficiente. No lo es y por ello una vez más señaló que algo debe hacerse, pero ! Ya! El crimen de Javier se cometió frente a familias. Entrevenados entre niños y mujeres, entre adultos, que convivían sanamente, cuando brotaron las balas asesinas que mataron a Javier, e hirieron a sus dos acompañantes. Se especula que entre ellos está su esposa. Otra vez por la gracia de Dios y la santísima virgen no creció la tragedia, pese a que había todas las condiciones para que así sucediera. En todos los videos se muestra a una multitud tratando de guarecerse de las balas. Unos pegados a los árboles, otros bajo de los coches. Y unos más, la inmensa mayoría sin saber qué hacer. Y aquí está mi comentario ¿Qué hacer? De lo que hagamos o dejemos de hacer están nuestras posibilidades de sobrevivir a un ataque como el del sábado. De no hacer nada vamos derecho al engrosamiento de las filas de los muertos por daños colaterales. Esto amerita que se nos oriente como debemos de reaccionar. Y esto también corresponde a esa autoridad, la cual nos debe de dar ya buenas nuevas en estos temas. Ya van varios meses donde no hay un solo detenido. Y esto es impunidad en todos sus lenguajes. Por bien de las familias debe de ser diferente.

Ojos

Ojos de perro cafés, rostro regordete, Celerino Montufas; el matón, se asoma. Y haciendo a un lado la persiana de Carrizo, con su regordeta mano tatuada en esa palapa de mariscos, divisa a su víctima. «Ahí estás» resuella. Y resopla. «Eres hombre muerto».

Retrocede medio metro. Voltea a todos lados. Y decide algo» Voy a enfierrarme».

Se dirige lentamente a su carro. Un Cirrus de color plata. Abre la cajuela. Y de un compartimiento secreto saca su pistola 45.

La clava en la cintura. Siente el frío del acero. Y por su cuerpo recorre una sensación rara, es el preámbulo de la muerte.

Otra vez el corto recorrido. Y una vez más, frente a esa puerta huesuda, de Carrizo. La abre. Y ahora la escena es otra. Es la víctima, otro matón igual que el. Pero ahora no está solo. Tiene compañía. En sus brazos una hermosa niña. Y con ellos una guapa mujer. Los tres disfrutan, ríen. Ella saborea una campechana.

Celerino aprieta las mandíbulas y de sus ojos de perro cafés relampaguean cuchillos de odio.

Avanza, ignora el saludo de los meseros acomedidos. Y se planta frente a la mesa de su víctima y descarga los misiles de fuego. Y como llegó, se retira.

Sube a su carro y enfila hacia el malecón. En una bocacalle tira la pistola.

En su mente la escena. Una niña que cae, ensangrentada, destrozada por las balas asesinas. Y un hombre inerte. Trabajo realizado. El Cirrus se desliza por esa calle del puerto y los ojos del sicario buscan un punto en donde fijar una ilógica justificación.

«Maté a mi hija, porque se me atravesó.»

Este es mi trabajo.

Vidas Paralelas

El Poder Judicial de Baja California Sur, participó en la firma del Pacto para Introducir la Perspectiva de Género en los Órganos Jurisdiccionales, con el objetivo de fomentar acciones que permitan incluir la perspectiva de género en áreas jurisdiccionales de su competencia, aplicando el principio de igualdad y el derecho a la no discriminación.

En su mensaje de bienvenida el presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura del Estado, Daniel Gallo Rodríguez, destacó que como obligación constitucional de proteger los derechos humanos, las autoridades y órganos impartidores de justicia deben juzgar sin distinciones arbitrarias o injustas con motivo del género del justiciable, tutelando jurídicamente. Bien…Este pasado fin de semana fue de dolor para muchos y en especial para la familia Mayoral Vázquez que resintió el sensible fallecimiento  de Don Epifanío Mayoral Talamantes, conocido cariñosamente como el Chito Mayoral, reconocido constructor y líder sindical de la CTM. Su cuerpo fue velado en la funeraria El Arbolito de Héroes de Independencia y A. Navarro, frente al teatro de la ciudad. Descanse en Paz. Un abrazo donde te encuentres amigo Chito…La Dirección General de Servicios Públicos Municipales a través de las cuadrillas de barrido manual, poda y deshierbe continúa llevando al cabo un intenso trabajo de limpieza general en por los diversos boulevares, avenidas y calles de la ciudad con la finalidad regresarle a La Paz su limpieza, así lo dio a conocer el titular Martín Guluarte Ceseña. El Funcionario Municipal especificó, que por instrucciones del presidente Municipal, Armando Martínez Vega se han redoblado los trabajos con el objetivo de hacer limpieza general en los principales puntos para ofrecer una mejor imagen de la ciudad, así como la limpieza en parques  y espacios públicos donde las familias paceñas suelen acudir… Y con esto nos despedimos. No olviden: hagan el bien. Y sean felices.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments