El día de antier a media mañana, José Antonio Agúndez Montaño tuvo que presentarse -voluntariamente a fuerzas- ante un citatorio que recibió por parte de la PGJE a efecto de rendir su declaración en calidad de probable responsable del delito de peculado, esto bajo la indagatoria número LPZ/112/SPB/2016 del sistema penal tradicional. . .

Balconeando / ¿Uniforme amarillo?

El pasado miércoles alrededor de media mañana alguien me preguntaba si sabía algo sobre la “detención” de José Antonio Agúndez Montaño por parte de la Procuraduría General de Justicia del Estado, situación que debo aclarar me sorprendió, y más por el enorme sigilo con que se estaba manejando la información de tal hecho.

Y efectivamente, resultó que el ex presidente municipal de Los Cabos estaba compareciendo ante el agente del Ministerio Público del Fuero Común Investigador Especializado en Delitos Cometidos por Servidores Públicos, pero en calidad de declarante y no de detenido como se rumoraba, ello por presuntas irregularidades durante su gestión gubernamental.

Así el “Tony”, como lo llaman sus amigos cercanos y uno que otro llevado, se tuvo que presentar -voluntariamente a fuerzas- por un citatorio que recibió por parte de la PGJE a efecto de rendir su declaración en calidad de probable responsable bajo la indagatoria número LPZ/112/SPB/2016 bajo el sistema penal tradicional.

Ya estando en el lugar, fuentes policiales aseguraron que esta era la segunda audiencia que José Antonio Agúndez Montaño celebraba de conformidad con lo asentado en la averiguación previa en cuestión, y que la primera de ellas había sido el pasado 25 de agosto.

Transcurría el tiempo y todo parecía sereno, pero a su salida del recinto de la Agencia del Ministerio Público, el ex presidente municipal de Los Cabos estaba por demás sonriente, y sin más ni más señaló ante los medios de comunicación que ya estaban ahí reunidos que era inocente de todos los señalamientos vertidos en su contra.

Pero valdría la pena recordar que en junio del año 2016,  José Antonio Agúndez Montaño fue denunciado por el Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores por el delito de Peculado ante el probable desvió de más de 10 millones de pesos, y por otro lado también se le señaló de haber desviado más de 30 millones de pesos para pago de nómina y aguinaldo en el 2014, esto de acuerdo a la denuncia interpuesta por la Sindica Municipal Susana Zatarain García.

Esta denuncia de la que hablamos se derivó de la Auditoría Forense que el actual gobierno que preside Arturo De la Rosa Escalante realizó a la administración de José Antonio Agúndez Montaño, y donde se determinó la sustracción del dinero público como un recurso que estaba etiquetado para Financiamiento de Inversión Pública Productiva y Obras Pública y no para el pago de la nómina de los trabajadores burócratas.

En su defensa, el “Tony” Agúndez negó que el remanente del empréstito se haya utilizado en liquidación de salarios y aguinaldos, y sostuvo su dicho en la documentación de la Sesión de Cabildo número 21 del año 2012, donde el Cuerpo de Regidores aprobó el empréstito en el que ahora anda por demás enredado jurídicamente.

En ese sentido, José Antonio Agúndez Montaño ha dicho cada vez que puede que su gestión municipal habría utilizado ese recurso para obras de pavimentación, alumbrado público, parques recreativos, entre otras obras de gran impacto social, y que incluso el actual gobierno de Arturo De la Rosa Escalante tuvo la oportunidad de inaugurar algunas de esas obras, pues se dejaron como herencia un paquete de obras que no se pudieron concluir antes de septiembre del 2015, tocando al hoy alcalde de Los Cabos terminarlas.

A través de su grupo de  abogados, el “Tony” Agúndez ha mostrado su confianza de exponer que los más de 200 millones de pesos que andan “perdidos” se utilizaron correctamente tanto en Financiamiento de Inversión Pública Productiva  como en  obras que dice haber realizado en beneficio de miles de familias cabeñas.

Pero desde la llegada de Arturo De la Rosa Escalante a la Presidencia Municipal de Los Cabos se ha puesto especial atención en la rendición de cuentas y la transparencia, razón por lo cual desde que arrancó la XII Administración se han emprendido acciones que han dado legitimidad al actuar de la situación en que se recibió.

Y es cierto, pues la empresa encargada del ejercicio de auditoría hizo entrega de los resultados a la Comisión Edilicia que fue integrada en tiempo y forma para ese asunto en específico, y en donde se incluye a la Contraloría Municipal, la Sindicatura y Presidencia Municipal.

Ahora el siguiente paso será que el “Tony” Agúndez demuestre su inocencia ante tales acusaciones perfectamente bien sustentadas con números, pues de lo contrario quizá tenga lucir un uniforme amarillo como el que utilizó por casi un año su hermano el ex gobernador Narciso Agúndez Montaño. Pero entre que son peras, melones o manzanas quien esto escribe mejor seguirá Balconeando. . .

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments