Hay que considerar los intereses creados en torno al transporte público de La Paz, pues en una revisión a los listados de permisionarios se comprobó que hasta el mismísimo chofer del alcalde Armando Martínez Vega, es concesionario. . .

Balconeando / Intereses creados

Como se recordará desde inicio del 2017, el gremio del transporte público de La Paz propuso un aumento a las tarifas, esto a través de un escrito firmado por los presidentes, líderes y representantes de las diversas asociaciones y que fue entregado a los miembros del Consejo Consultivo del Transporte del Ayuntamiento.

Lo anterior, en razón de que la tarifa que aún rige fue autorizada y entró en vigencia el 20 de diciembre del año 2012, y desde esa fecha se ha elevado de forma acelerada el costo del combustible, refacciones y demás derivados que inciden en el mantenimiento de los vejestorios vehículos que utilizan para dar el servicio.

Queda claro que en el tema del transporte público de La Paz el costo político no permite a los gobernantes aplicarse a fondo para resolver correctamente lo que tienen que hacer, pues muchas veces manejan la situación de forma política.

Por eso es importante que no intoxiquen más el conflicto que se vive con los permisionarios, y que todos -autoridades, concesionarios y usuarios- vayan a una mesa técnica donde verdaderamente se busque el beneficio del sector público, y en ese beneficio se abandonen los intereses mezquinos que pueden traer la parte política que tanto cuidan los que gobiernan.

Cierto es que la alianza de los transportistas también son una red que impide que la modernización, y quizás ante esto liberar al transporte le daría a los usuarios más opciones de decidir cómo y en qué trasladarse.

Por eso es inaplazable que dentro de las acciones que debe de realizar el Gobierno del Estado sea la armonización de las leyes, y con ello permitir una competitividad legítima a través de la modernización del transporte en sus diversas modalidades. Y sino lo creen, pues solo hay que analizar que Baja California Sur se encuentra ubicado en el lugar 28 de las 32 entidades federativas en materia de transporte público.

Y aunque no es sencillo por el costo político que afecta a los gobernantes, es necesario que la autoridad aplique el estado de derecho, pues será lo único que garantizará el diálogo sano, la convivencia armónica y abonar una estructura organizacional mucho mejor en el asunto.

Ahora bien, el Cabildo por mayoría de votos, acordó realizar un nuevo estudio y análisis técnico más exhaustivo para determinar la viabilidad de un ajuste en las tarifas del transporte público en el municipio de La Paz, y fueron los regidores quienes precisaron que es lo mínimo necesario para tener elementos que permitan tomar una decisión correcta, pues aseguraron que quieren ser muy responsables, ya que es un tema que afecta a la sociedad de manera directa.

Por otra parte los integrantes de la Comisión Edilicia del Transporte del XV Ayuntamiento están realizando un trabajo a conciencia en el análisis de las rutas y la credencialización, pues en conjunto con el estudio sobre la factibilidad del aumento en tarifas será como se podrá brindar un mejor servicio a la comunidad.

Pero también hay que considerar los intereses creados en torno a la problemática del transporte público de La Paz, pues en una revisión de los listados de permisionarios se pudo comprobar que servidores públicos poseen algunas concesiones, y uno de ellos es el mismísimo chofer del alcalde Armando Martínez Vega.

Para quien no lo crea, resulta que Jorge Luis Douglas Pulido quien labora como chofer de Armando Martínez Vega, está en la nómina municipal en calidad de personal de confianza, y está exhibido a la par en la lista de concesionarios como poseedor de algunas de ellas.

Actualmente las unidades de las cuales Jorge Luis Douglas Pulido es tenedor, pertenecen a la Unión Modelo, las cuales atienden varias de las principales rutas de la ciudad capital, entre ellas la de Soriana a la UABCS, Zona Centro, Cuarto Batallón, Cetmar, Solidaridad y otros rumbos más del “Puerto de Ilusión”.

Y aunque repetidamente han mencionado que no tienen conocimiento de concesiones por parte de personajes cercanos  a Armando Martínez Vega, también es cierto que han dicho que si así fuera no habría razón para generar un problema, o sea que está mal pero es totalmente perdonable. ¿Qué tal con los vivillos que se alimentan de la ubre de los recursos públicos?  

Pero resulta que se acaba de aprobar una nueva ruta que será un parteaguas para que el chofer de Armando Martínez Vega, y que esto se vincule en un escándalo político por intereses económicos, pues tras la aprobación de una nueva ruta de manera inmediata el grupo Unión Modelo al cual pertenece Jorge Luis Douglas Pulido, envió un documento al alcalde donde le expone que se ven ampliamente afectados, ello luego de que esta nueva ruta trasgrede algunos de los recorridos que ellos realizan.

Por eso se dijo al inicio de este espacio que queda claro que en el tema del transporte público de La Paz el costo político a los gobernantes no les permite aplicarse a fondo para resolver correctamente lo que tienen que hacer, y que por ello muchas veces terminan manejándose de manera política.

¿Realmente le pondrán orden a este asunto? ¿O seguirán dándole atole con el dedo al pueblo con los  vetustos vehículos a los que llaman unidades de transporte público? La verdad ni idea tengo, y mejor mientras algo sucede al respecto quien esto escribe seguirá Balconeando. . .

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments