Vivo en un país de simulación

Conciencia

 Vivo en un país de simulación. En un lugar donde nos vale un comino todo. Nos vale, nos aventamos y ya. Este arrojo e irresponsabilidad se manifiesta más cuando se trata de respetar el entorno. Cuando se habla de no masacrar o acabar con las especies que conviven con nosotros en el hogar común que se llama tierra. Hace años conocí a un extranjero radicado en Todos Santos. Se llama Jim. En ese tiempo de los noventa andaba sesenteando. Hoy parece igual, pero ya anda en el último jalón. Convivía con él muy seguido. Le gusta la buena comida. Y si es pescado mucho mejor. Es hombre de recursos. Y sobre todo se enamoró de ese pueblo. Y de este país. Tanto que se nacionalizó mexicano. Lo admito. Y tiene un detalle que me nace compartirlo. Por muchos años con la caguama en veda, le daba por comprarla a quienes la vendían. Pagaba bien. Y hasta daba propinas. Un día llegué a su casa. Y voy viendo un quelonio en una pileta. ¿Jim? Y esto? Es una caguama.  ¿Y?  Pregunté con insistencia y hasta me llegué a imaginar una invitación a comer pechito a la greña. Jim nada más sobrio. Y cambié de tema. Por la noche fue y la regreso al mar. Lo hizo con todo el cuidado posible. Lo hizo decenas de veces. Me consta no hablo al tanteo. Y lo hizo porque tiene conciencia. Esto para nosotros no se da. Yo no creo en las instituciones como SEMARNAT, Profepa. Y demás. Veo que una cosa es lo que les exige la ley que hagan. Y otra es lo que hacen. Y concluyó que no hacen nada. Llama la atención lo qué pasó hace un par de días cuando un actor de renombre mundial y el hombre más rico del mundo Carlos Slim, piden al presidente que se atienda la suerte que corre la vaquita marina. Una especie que habita en el alto Golfo de California, que en vías de extinción se las ve negras para sobrevivir. Y todo por la agresión del ser humano que no logra entender el impacto que provoca con estos daños a esta especie. Y estos potentados van con el presidente porque conocen los laberintos del mando, que sin la voz presidencial poco se puede hacer. Reflexionemos por favor.

Visita

El director general del IMSS, maestro Mikel Arriola Peñalosa estará en la entidad hoy y acompañado por el gobernador del Estado, Carlos Mendoza Davis y el delegado regional, licenciado Francisco Javier Bermúdez Almada, realizarán una gira de trabajo. El director General del Instituto Mexicano del Seguro Social, maestro Mikel Arriola Peñalosa visitará este viernes 9 de junio, el estado de Baja California Sur, para inaugurar junto con el gobernador del estado, maestro Carlos Mendoza Davis y el delegado regional, licenciado Francisco Javier Bermúdez Almada,  las instalaciones de la Subdelegación La Paz y el Centro de Referencia Estatal  para Atención del Niño con Cáncer (ONCOCREAN), así mismo realizará la entrega de 6 ambulancias. Dentro de las actividades, se tiene contemplado el evento donde el Gobernador del estado, hará entrega al Director General del IMSS, los folios de validez oficial para impartir el primer grado de preescolar a las trece Guarderías de la Institución.

 Para el IMSS es prioritario este Programa de Certificación, ya que con éste se cumple la instrucción del Presidente Enrique Peña Nieto, para que las madres trabajadoras no saquen a sus hijos de la guardería para llevarlos a un kínder particular u oficial para iniciar su instrucción académica, con lo que evitarán un gasto económico importante.

Vidas Paralelas 

Armando Martínez Vega alcalde de La Paz es un político de avanzada. Es sencillo y servicial. Por eso me extraña que ahora jerarquice las relaciones con los medios. De primera, de segunda, tercera y morrallita. Por ejemplo al desayuno de ayer sólo invitó a sus cuates. Malo…Qué lamentable que la obra más entrañable al paceño de colonias, de barrios, que es la remodelación de parques y jardines sea mal utilizada. Les pongo un ejemplo. El parque Francisco King Rondero está sirviendo como no se imaginan a las familias que viven cerca. Pero resulta que las instalaciones y equipo ya padece el saqueo. Una doña y sus acompañantes desenterró un aparato y se lo llevó. Lo mismo una mesa de acero, no tiene bancas, porque se las llevaron a reparar. Cien días y no las regresan… Ayer en el Centenario me invitó una familia a comer pastel. Pensé erróneamente que era con motivo del día de la libertad de expresión. No, me dijo el jefe de la casa. Estamos festejando que hace dos años nuestra diputada. Una tal Von Borstel, no se para por aquí. Y me dio pena ajena. Y les respondí. Pronto volverá. Quiere ser alcaldesa, ja ja ja provecho… Y con esto nos despedimos. No olviden: hagan el bien. Y sean felices.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments