La crisis en la administración municipal de La Paz que aún dirige Armando Martínez Vega, ha llegado hasta las puertas del Partido Acción Nacional

Balconeando / El “convaleciente”

La verdad que había llamado poderosamente la atención el mutismo en que se encontraba la dirigencia estatal del Partido Acción Nacional, pues Rigoberto Mares Aguilar que siempre ha sido muy proclive a mirar la paja en el ojo ajeno y no había dicho ni pío por la tremenda estaca que trae clavada por el caso del nefasto manejo que se ha dado en la administración municipal que aún preside Armando Martínez Vega.

El dirigente de los panistas en Baja California Sur seguro que no le encontraba ni revés ni derecho a lo recién vivido con el ex secretario general Isidro Ibarra Morales, o con el aún asesor jurídico José Santiago Leal Amador, o por la todavía síndica municipal, Rosa Evelia Solorio Ramírez, e incluso por el “convaleciente” de Armando Martínez Vega, y sólo hasta ahora pudo darse cuenta que están endebles las finanzas del municipio de La Paz, y que hay temas por revisar como lo es la Consejería Jurídica.

Y es que la crisis en la administración municipal de La Paz que se supone aún dirige Armando Martínez Vega, ha llegado hasta las puertas del Partido Acción Nacional, y en donde ya consideran que la incertidumbre sigue activa y que el municipio sigue colgado de un hilo en cuanto al manejo de recursos.

Por eso dijimos al inicio de este espacio que el silencio soterrado de Rigoberto Mares Aguilar era muy extraño, pero más tarde que temprano tuvo que abrir la boca y como por arte de mágica entender y explicar que el golpe más fuerte para las huestes blanquiazules fue cuando salió a relucir la falta de comunicación al interior del XV Ayuntamiento de La Paz, en donde los problemas jurídicos se encuentran encerrados en una burbuja que nadie quiere ni busca  reventar, pues tal vez existan demasiados intereses creados como para echarse ese trompo a la uña, pero que aún con eso el dirigente del PAN tuvo que manifestarse en el sentido de que es un tema que  se debe revisar detalle y a fondo.

Y ni modo, seguramente que con mucho esfuerzo también tuvo que emitir ante los medios de comunicación que mientras sigan buscando justificaciones antes de atender el conflicto de las finanzas , así como los problemas que habitan al interior de la nefasta administración que ejerce Armando Martínez Vega, las complicaciones y la incertidumbre van a continuar.

Otro punto que desgasta y gesta preocupación al interior del PAN, es la más reciente declaración del mismísimo Armando Martínez Vega en el sentido de que seguirá gobernando La Paz mientras su salud se lo permita, pues con esa afirmación tuvo que reconocer que en fechas recientes estuvo incapacitado por motivos de salud por espacio de casi dos semanas, pero sin querer revelar cuál es a ciencia cierta la enfermedad que padece.

Esto trajo ya varias reacciones encontradas. Por ejemplo, la hoy diputada local por el PRD, Rosa Delia Cota Montaño, externó hace unos días que el Ayuntamiento de La Paz podría terminar muy mal de continuar con tantos conflictos internos, no sólo por la salida de Isidro Ibarra Morales como secretario general, sino también por los juicios que se han perdido y los que muy posiblemente podrían llegar a perderse.

Y tiene mucha razón la también ex alcaldesa perredista de La Paz, pues la ciudadanía no está viendo resueltas ni satisfechas sus demandas, ya que no se están brindando los servicios públicos de manera correcta y por ende, con el descomunal conflicto interno que vive el “convaleciente” de Armando Martínez Vega, esto se agrava aún más.

También de su ronco pecho soltó metralla el presidente de Movimiento de Regeneración Nacional en la media península, Alberto Rentería Santana, al aseverar que los panistas no saben gobernar y muestra de ello -coincidiendo con Rosa Delia Cota Montaño y con el mismo Rigoberto Mares Aguilar– son los conflictos internos que tiene la XV Administración de La Paz tras la supuesta pérdida de confianza que anunció el alcalde Armando Martínez Vega en contra de su ex aliado Isidro Ibarra Morales, lo que han generado todo esto.

El líder de los “morenos” declaró que algo que le parece extraño –coincidiendo con la apreciación de Rosa Delia Cota Montaño– es que el Ayuntamiento de La Paz esté perdiendo todos los juicios que tiene, lo cual afecta enormemente la economía de la sociedad paceña, y agregó que ojalá se recuerde en el 2018  que son panistas los que están en la actual administración. ¡Quihubole!

Quién también dijo háganse a un lado que ahí les voy, fue la regidora del Partido Revolucionario Institucional, Rosalva Tamayo Aguilar, esto al declarar que el área de la Consejería Jurídica Municipal que aún está a cargo de José Santiago Leal Amador no funciona correctamente y que, de seguir así, el panorama para el municipio de La Paz será perder todos los juicios que se está llevando hasta ahora, como es el caso de la empresa que ganó concesión del alumbrado público.

La misma regidora del PRI en el Ayuntamiento de La Paz aseguró que durante la Sesión Privada en la que le cantaron “Las Golondrinas” a Isidro Ibarra Morales, no se le mostró ningún elemento o acta que indicara que el ahora ex secretario general hubiese incurrido en una falta, y además recalcó que ella pidió la presencia del ex funcionario para que tuviera su derecho a réplica y que simple y llanamente no le dieron oportunidad a defenderse.

Habrá quien diga que quienes se han subido al ring para declarar sobre el asunto son meros personajes de oposición al PAN, pero no es así, ya que el dirigente de la Confederación Patronal de la República Mexicana en la entidad, y que por cierto le encanta vestir con guayaberas de manga larga en color blanco, o sea, Fabricio González Rodríguez, mencionó que la reelección del alcalde Armando Martínez Vega está en veremos, y que si las elecciones fueran el día de mañana el aún presidente municipal de La Paz  no podría permanecer por un periodo más al frente de la comuna, porque a casi dos años de haber iniciado con su actual gestión gubernamental no mejoró, sino por el contrario, se quedó muy corto con las propuestas de campaña. ¡Tómala barbón! No me ayudes compadre, seguro que le diría el “convaleciente” edil.

En síntesis, el PAN no confía en Armando Martínez Vega, el PRD tampoco, MORENA mucho menos, el PRI pero para nada y la Coparmex ya le hizo hasta fuchi al presidente municipal de La Paz; luego entonces: ¿Por qué no renuncia por dignidad el “convaleciente”?

¿Le restará algo de pudor a Armando Martínez Vega ante quienes le dieron no solo un voto de confianza sino también electoral? La verdad no lo sé, mejor mientas algo sucede al respecto quien esto escribe seguirá Balconeando. . .

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments