La entrega de equipamiento es fundamental para el combate al flagelo que nos ataca en este momento

Equipo

La entrega de equipamiento es fundamental para el combate al flagelo que nos ataca en este momento en todo el país, y en la entidad, por ello, lanzamos el programa Vivir en Paz, a través del cual hemos estado trabajando todos juntos como sociedad, señaló el gobernador Carlos Mendoza Davis, en el acto de entrega de patrullas a las corporaciones de seguridad pública de la entidad.

Ante el secretario General de Gobierno, Álvaro De La Peña Angulo, el alcalde de La Paz, Armando Martínez Vega y autoridades de los tres niveles de gobierno, Carlos Mendoza indicó que el tema de la seguridad es un trabajo de todos, no es privativo, dijo, de las autoridades, es un tema de convicciones, como padres de familia, como maestros, empresarios, en todos los roles que nos toca vivir en la sociedad, tenemos que poner nuestro granito de arena, dijo.

Atraco

Otra vez como muchas veces, más fui víctima de la delincuencia. Se llevaron mi camioneta. Mi herramienta de trabajo. Documentos personales y mi ropa. Pedí a todos mis amigos que me ayudaran a buscarla. Gracias a todos, por sus deseos que me expresaron y después de una intensa búsqueda por toda la ciudad, en una rinconada encontré mi vehículo. Por pena y dolor  no publico fotos del estado en que quedó. Se destrozo el motor, la transmisión y se deterioró la carrocería. Quedó para dar lastima.

Este es el daño de una delincuencia sin freno. Agradezco a mi hermano Rosario Almada que me facilitó una unidad para la búsqueda. Agradezco a Tony, mi hijo, que me ayudó en esta tarea. A todos ustedes mis lectores muchas gracias. Me hicieron sentirme respaldado. Gracias. Y agradezco a la compañera Marina Valtierra que me orientó cómo seguir el proceso en este tipo de situaciones por la que uno por desgracia atraviesa. Confieso que me siento atribulado por este daño en mis cosas porque lo logra uno con muchos sacrificios para que llegue alguien y se lo arrebate. Otra vez vuelvo a los peseros y a los camiones. Y lo hago con gusto, sin odio ni rencores. Espero que quien me hizo esto se sienta satisfecho.

Hambre

Cuando hablo con niños y jóvenes, de mi oficio, les digo algo que no me agrada. «El periodismo no es para hacer riquezas.» Los oyentes se ríen.  Otros ariscan la nariz. Y algunos no me creen.

Pero es cierto.

Mis primeros pasos nunca lo niego, fueron miserables. Los periódicos pagan mal. Muy mal. El hambre, deseos de tener cosas. Una mejor vida. Viajes. No se accede a ellos.

Pero no sufrí.  Y no, porque la llama encendida con tinta está presente.

También porque el bocado de la vanidad es un manjar. Y ahí están los premios. Mordidas a los diplomas. Y las medallas al Nacional Monte de Piedad. Para un dinerito por los empeños.

Un año 1994 me gane un premio. De reportaje. El premio era jugoso en lo económico.  Tan bueno que al término de la ceremonia de premiación crucé la calle. Y llegue al CCC. Y surtí la despensa. En un carrito eso si repleto cupo mi gloria. Mi honor. Y mi trabajo

Y si. El periodismo no es para ricos.

Vidas paralelas 

Agradezco al joven Carlos Mendoza Davis. Más que al gobernador, al ciudadano que ayer me expresó su solidaridad por un problema personal por el que atravesé. Es un detalle que para mi cuenta. Gracias mil… Y con esto nos despedimos deseando lo mejor. Y no olviden: Hagan el bien y sean felices.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments