El corporal gas, combinado con el haz de luz, inició las llamas

Con una flatulencia incendió el quirófano

Japón.- Una paciente de 30 años se provocó quemaduras severas en la cintura y las piernas al arrojar un gas mientras los médicos le aplicaban láser en el cuello uterino.

De acuerdo con el periódico japonés “Asahi Shimbun”, la flatulencia, combinada con el haz de luz, causaron el inicio de las llamas, que se extendieron en el cuerpo de la fémina, así como a la camilla.

Los hechos ocurrieron en el Hospital de la Universidad Médica de Tokio (Japón), donde el personal explicó que los gases contienen dióxido de carbono, nitrógeno, oxígeno, hidrógeno y metano; los tres últimos altamente inflamables.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments