El cambio viene de reversa en BCS

Aquí estamos (la columna de Leonardo Trejo)

Quién esta atrás de todas las acciones contra los trabajadores.

El Gobernador Carlos Mendoza Davis.

Los cinco Alcaldes.

O todos ellos juntos.

Primero se han dado a la tarea de despedir a todos aquellos trabajadores de confianza, eventuales y compensados que trabajaron en el anterior Gobierno.

Las acciones son desde Mulegé hasta Los Cabos.

Violando todos sus derechos laborales, jugando con su necesidad y dándoles liquidaciones de miseria a los que mejor les va, a otros prácticamente los han orillado a que vayan a juicio laboral, a sabiendas de que tienen a todas las autoridades de su lado.

Ahora van por los sindicalizados con las reformas a la Ley Burocrática, pretenden quitarles derechos laborales que los Gobiernos perredistas les otorgaron. Aunque el ex alcalde de Comondú, Venustiano Pérez Sánchez, responsable de presentarla ante el pleno del Congreso local, asegura que no afecta derecho de sindicalizados, los dirigentes como Eduardo Valdés de La Paz dicen todo lo contrario.

Hay quienes aseguran que en las acciones contra la base laboral se encuentra la mano del gobernador Carlos Mendoza Davis, quien ha lanzando la línea tanto a los alcaldes como a los legisladores del PAN y del PRS.

El Cambio viene de reversa en BCS

La tarde de este jueves se dio el primer round cuando El Tano Pérez pretendió presentarla sin darle oportunidad a los terceros afectados (sindicalizados) de conocerla, de discutirla y consensarla. Afortunadamente los líderes sindicales recibieron “el pitazo” y se movilizaron desde los cinco municipios para hacerse presente en el legislativo del estado.

Quienes han tenido la oportunidad de ver el borrador de la reforma a la Ley Burocrática de Baja California Sur, aseguran que no les espera un mejor futuro a los trabajadores al servicio de los municipios y de los poderes del estado, van contra sus prestaciones, bonos y derechos que a través del tiempo han ido ganando.

Para nadie es un secreto que los burócratas le votaron a los azules. Esperaban un mejor futuro y una nueva actitud en la forma de gobernar. Al menos en las primeras semanas, los burócratas no encuentran la luz al final del túnel. Se les viene la noche.

 

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments