Cirilo Castro Cosío, ¿narcopolicía?

Aquí estamos (la columna de Leonardo Trejo)

En materia de seguridad pública en Los Cabos existe un cambio… pero para atrás, al quedar la corporación en manos de jefes que reprobaron los exámenes de confianza, que no cuentan con licencia para el uso de armas de fuego y que en su carrera policial han sido señalados de tener nexos con el narcotráfico.

Los más de 150 policías que en el Gobierno anterior fueron dados de baja por no pasar los exámenes de control y confianza, han regresado con la administración de Arturo de la Rosa y se encuentran al frente de la Dirección General de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito Municipal.

Cirilo Castro Cosío, encargado de la Dirección General, y Raúl Barrios, comandante delegacional en Cabo San Lucas, tienen reprobados los exámenes de confianza y no cuentan con licencia para el uso de armas de fuego.

En igual situación se encuentran más de 150 policías que han regresado en la nueva administración municipal, después de haber sido dados de baja por actos de corrupción y reprobar los exámenes de control y confianza.

Cirilo Castro Cosío
Cirilo Castro Cosío.

Lo más grave es que tanto Cirilo Castro como Raúl Barrios han sido señalados de estar implicados con el narcotráfico.

El semanario Zeta así lo denunciaba: “De nueva cuenta el semanario Zeta de la ciudad de Tijuana destapa otra grave irregularidad. Hace pública la narco nómina en donde salen los pagos que se hacen de parte del crimen organizado al director de la policía municipal de Los Cabos Apolinar Ledesma Arriola y al sub director Cirilo Castro Cosío”.

“Lo anterior, de acuerdo a la información que obtuvieron autoridades militares que participaron en la detención de Jaime Ariel Meza López, identificado como el hermano del “pozolero”.

“Y es que no sólo el director y sub director de la policía municipal aparece en esa narco, también están prácticamente todos los comandantes tanto de Cabo San Lucas, como de San José del Cabo”.

“En el caso de Cirilo Castro Cosío, el pago por sus “servicios prestados” al crimen es de 35 mil pesos”, refería el semanario editado en Tijuana.

“Y de ahí siguen prácticamente todos los comandantes que reciben un narco salario que va de 20 a 25 mil pesos cada mes, entre ellos el comandante Raúl Barrios”.

Pese a la grave situación de la policía cabeña, destaca el silencio cómplice del Consejo Coordinador de Los Cabos, que en la administración pasada siempre exigió jefes policiacos certificados.

 

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
2 Comments
Inline Feedbacks
View all comments