El Presidente no tiene quien le asesore

Aquí estamos (la columna de Leonardo Trejo)

Se acuerdan de aquella frase de “Al Diablo las instituciones” de Andrés Manuel López Obrador, que no sólo le acarreó muchas criticas sino hasta hay quienes dicen que eso lo llevó a perder la candidatura a la presidencia de la república.

Tal parece que ese es el mensaje que quiere enviar Arturo de la Rosa Escalante, que bajo el argumento barato de no tener dinero en las arcas municipales, quiere poner mediante “el dedazo” a los titulares de las delegaciones.

Alguien le tiene que decir al Presidente Municipal del XII Ayuntamiento de Los Cabos que no se puede pasar por el arco del triunfo las leyes y los reglamentos que establecen de manera clara que se debe realizar una consulta ciudadana para que la población puede elegir a sus representantes en cada una de las delegaciones.

Teniendo su última reforma el pasado 10 de junio, la Ley Orgánica del Gobierno Municipal del Estado de Baja California Sur establece de manera clara (en su apartado de autoridades auxiliares) en su Artículo 84.- “para la designación de delegados deberá hacerse una consulta ciudadana de conformidad a la (sic) bases que establezca dicha convocatoria se expedirá con quince días naturales de anticipación a la celebración de la elección, misma que se efectuará el segundo domingo del mes de noviembre del primer año de Gobierno Municipal”.

Arturo de la Rosa Escalante

“El Ayuntamiento calificará los resultados, hará la declaratoria correspondiente y pasará ésta al Presidente Municipal para su ejecución, debiendo tomar posesión de su cargo los Delegados electos a más tardar siete días después de la celebración de la elección”.

Artículo 86.- Los Delegados Municipales durarán en su encargo tres años sin posibilidad de ser reelectos en el periodo inmediato y sólo podrán ser removidos:

I.- Por pedimento fundado y motivado de la Ciudadanía de la Delegación correspondiente.

II.- Por la realización de actos contrarios a los programas de trabajo del Ayuntamiento.

III.- Cuando deje de satisfacer alguno de los requisitos de elegibilidad establecidos en la convocatoria o que el resultado sea positivo en el examen antidoping que se le practique.

IV.- En los casos y con las formalidades que señala el Título Noveno de la Constitución Política del Estado.

Dicho lo anterior, al Presidente Municipal de Los Cabos Arturo de la Rosa Escalante no se le debe olvidar que apenas el pasado 28 de septiembre, antes de las 12 de la noche, juro guardar el espiritu de la Constiución de la República y de Baja California Sur, así como las leyes y reglamentos que de ella emanen.

“Si así no lo hiciere, que el pueblo me lo demande”, dijo aquella noche.

Hoy el pueblo se lo demanda Presidente Municipal, cumpla con la Ley y sus reglamentos.

No hay espacio para la discusión o la diatriba, solo el cumplimiento de la ley.

 

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments