Diecisiete estados presentaron una demanda contra el Presidente por su acción ejecutiva sobre migración

Intentarán llevar a Obama ante la corte
Barack Obama.
Una coalición de 17 estados liderada por Texas interpuso una demanda en contra de las medidas ejecutivas sobre inmigración anunciadas en noviembre por el presidente Barack Obama.

Ciudad de México.- Texas y otros 16 estados presentaron una demanda contra el gobierno de Barack Obama, por considerar que la reciente acción ejecutiva del presidente en materia de inmigración es inconstitucional y viola la ley federal.

La denuncia de 30 páginas fue presentada en la Corte Federal en Brownsville por el procurador general de Texas, Greg Abbott, un republicano conservador y gobernador electo de Texas.

La demanda pide a un juez federal que declare ilegales e inconstitucionales las acciones del Presidente y como consecuencia, pide una orden judicial para bloquear la vigencia de las nuevas políticas de inmigración anunciadas el 20 de noviembre.

Según el texto, el presidente Obama y su gobierno no cumplieron con una cláusula en la Constitución de Estados Unidos que requiere que el mandatario “tenga cuidado de que las leyes se ejecuten fielmente.”

Afirmó también que no se siguieron los procedimientos correctos para promulgar las nuevas normas de inmigración.

De acuerdo con sus defensores, el plan de Obama permitirá que unos 4 millones de los aproximadamente 11 millones de residentes indocumentados en Estados Unidos sean elegibles para la acción diferida de la deportación y un permiso de trabajo.

La acción unilateral del Presidente desató un debate sobre los alcances de la autoridad presidencial y si Obama abusa de ella al ignorar la separación de poderes planteada en la Constitución.

Los partidarios de la administración dicen que el Ejecutivo tiene amplia discreción para establecer las prioridades bajo la ley de inmigración de Estados Unidos. Los críticos no están de acuerdo.

“La acción ejecutiva unilateral del Presidente pisotea la cláusula del cuidado de la Constitución y la ley federal de Estados Unidos” , precisó
Abbott.

La demanda judicial es una respuesta al anuncio del 20 de noviembre, cuando el Presidente afirmó que había decidido tomar la acción ejecutiva para ayudar a millones de inmigrantes indocumentados.

De acuerdo con sus críticos republicanos, Obama pasó por alto una cuestión fundamental del sistema político estadunidense: la intervención del Congreso en la factura y aprobación de las leyes y que el Poder Ejecutivo está obligado a ejecutarlas.

En el caso concreto de la cuestión migratoria, se quejan de que el Presidente está cambiando la ley sin consultar con el Legislativo.

De acuerdo con esa postura, reflejada en la demanda presentada por Abbott, “el Presidente está abdicando su responsabilidad de hacer cumplir fielmente las leyes que fueron debidamente aprobadas por el Congreso y trata de reescribir las leyes de inmigración”.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments