Dinosaurio en Coahuila
Dinosaurio en Coahuila
El esqueleto encontrado tiene alrededor de 50 vértebras que van desde el hueso sacro hasta la punta de la cola.

Coahuila .- Por primera vez en la historia de la paleontología mexicana, se encontró la cola articulada, de cinco metros de longitud, de un dinosaurio fosilizado en México; el hallazgo fue en el estado de Coahuila, donde especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y de la UNAM han trabajado durante 20 días en la recuperación de las vértebras del ejemplar de hadrosaurio o pico de pato con cresta.

El esqueleto permaneció, durante 72 millones de años, sepultado en el desierto de Coahuila, dentro del Ejido Guadalupe Alamitos, en el municipio de General Cepeda, hasta que, en 2005, el señor José López Espinoza lo encontró y dio aviso, en 2012, a paleontólogos del INAH.

Mediante un video difundido en el canal oficial de You Tube del INAH, el doctor René Hernández Rivera, investigador del Instituto de Geología de la UNAM comentó que los dinosaurios que con mayor frecuencia se encuentran en nuestro país son los llamados pico de pato con cresta y sin cresta; sin embargo, nunca se había encontrado uno en tan perfecto estado de conservación.

Por otro lado, destacó que el hallazgo es relevante porque esta clase de esqueletos, con la mayoría de sus huesos unidos, no se encuentran frecuentemente, no solo en México sino en ninguna parte del mundo, ya que requieren de condiciones excepcionales para su conservación.

El esqueleto encontrado tiene alrededor de 50 vértebras que van desde el hueso sacro hasta la punta de la cola. Esto hace pensar a los especialistas que el ejemplar completo podría haber medido cerca de 12 metros de largo.

Hasta ahora, de acuerdo con la paleontóloga del Centro INAH-Campeche, Felisa Aguilar, se han encontrado, además de las vértebras articuladas, otros huesos que corresponden a sus extremidades. Los científicos creen que debajo de la cola se encuentra el resto del ejemplar.

Con la finalidad de preservar este excepcional patrimonio paleontológico, los investigadores hicieron un registro fotográfico, de dibujo y video de todo el proceso de rescate esperando no perder ningún detalle de la articulación. Además se tomará un molde que para elaborar una copia fiel de cómo se encontraba el organismo al momento de morir.

En las próximas semanas el esqueleto de este hadrosaurio mexicano será trasladado a las instalaciones del ayuntamiento de General Cepeda, donde se ha acondicionado un laboratorio en el que se limpiará y se hará la identificación de cada hueso para determinar la especie. De acuerdo con un comunicado oficial del INAH, el laboratorio se dejará abierto para que la gente de las poblaciones cercanas conozca el trabajo de los paleontólogos.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments