Encara al Gobernador el padre de Daniel Sánchez
Carta de Daniel Sanchez
Entregan al Gobernador carta de Daniel Sánchez donde se pide a autoridades que “reconozcan sus errores”.

La Paz, Baja California Sur .- El gobernador del estado, Marcos Covarrubias fue abordado por el padre del sospechoso en turno por el homicidio de Jonathan Hernández, Daniel Sánchez Astorga y ante cámaras y micrófonos de diversos medios de comunicación prometió atender el tema.

Luego de buscar su encuentro en diversas ocasiones, por fin, fue al bajar de un templete en las celebraciones del Día del Trabajo cuando el señor Sánchez Astorga, acompañado de su familia encaró al mandatario sudcaliforniano y le entregó la carta firmada por su hijo, donde de puño y letra Daniel Sánchez pide su liberación.

Reproducimos a continuación con permiso de la familia Sánchez Ávila:

C Marcos Alberto Covarrubias Villaseñor.

Mi nombre es Daniel Sánchez Ávila, imagino que ya ha de saber quién soy por todo lo que se me está culpando injustamente, me refiero al homicidio ocurrido en el bar Las Micheladas el día 4 de marzo del año 2010.

Actualmente me encuentro privado de mi libertad en el Centro de Reinserción Social de La Paz desde hace más de 7 meses, contando los 30 días de arraigo, que para mí forma de ver eso no fue un arraigo, sino un secuestro, ya que cuando me detuvieron el 4 de septiembre del 2012 me agarraron unos ministeriales que sin decirme quienes eran me subieron a un carro, menos me dijeron a donde se dirigían, me contestaban con puras groserías, ya cuando me llevaron a una casa supe que era el Ministerio Público.

“La verdad Señor gobernador yo no sabía que era lo que estaba pasando, mucho menos por qué me llevaron ahí.

“Cuando me dijeron de qué se trataba me quede muy sorprendido negué de lo que me acusaban, puesto que las personas que ahí se encontraban me detuvieron por 10 horas presionado para que me echara la culpa de tal homicidio, tanto que en algunas ocasiones sacaron sus armas para así atemorizarme y llegara a aceptar tal delito del cual yo no tengo nada que ver en él.

Después de tantas amenazas y sin tener prueba alguna me obligaron a que firmara una supuesta orden de 30 días de arraigo, que para mí fue una privación ilegal de mi libertad ya que no me dejaron comunicarme con nadie, todo eso lo hicieron empapelar sin que nadie tuviera conocimiento de ello, ya que estando arraigado me sacaron a una confrontación donde me señalaron, 3 personas como el culpable, lo curioso es que a esas 3 personas ya habían declarado muy distinto como lo hicieron, es muy bien sabido que esas 3 personas los obligaron presionándolos y atemorizándolos para que declaren en contra mía.

La verdad, Señor Gobernador se me hace una gran injusticia lo que están haciendo conmigo y con mi familia, no se imagina los daños que han ocasionado a toda nuestra familia, tantos daños psicológicos, de salud, y económicos ya que ese llevar una vida normal y tranquila en familia de pronto nos vemos envueltos en un remolino de angustias desesperación e impotencia ante el actuar de las autoridades y que usted ha estado creyendo una gran mentira que le está contando el procurador Gamill.

Para serle sincero yo fui uno de los miles de ciudadanos que votaron por usted, para que ganara la candidatura a gobernador ya que yo tenía fe en que usted haría un trabajo muy diferente a los pasados gobernadores, también creí que pregonaba y defendía “El Valor Sudcaliforniano”, mi padre ha tenido el valor de hablar con usted acerca de esta injusticia y nunca le han dado una cita con usted, no se cuál sea el motivo o poder que se ha negado”.

La ciudadanía desaprueba esta vil mentir, afirmando que las autoridades saben muy bien quienes son los autores de este homicidio también se  preguntan por qué  con un inocente quieren dar carpetazo a este asunto y no quieren reconocer la ineptitud ante un asunto tan grave, tan así es que ni la misma familia de la víctima cree esta gran mentira que han estado inventando.

Más que nada esta carta es para pedirle de la manera más respetuosa, preste atención a este caso a todas las irregularidades que se han venido presentando desde el día de mi detención ya que no se me hace justo que siendo inocente de éste delito tengo que vivir lo que no debería, vivir en el CERESO, dormir en camas de cemento estar encerrado en una celda además de además de vivir con personas responsables de diversos crímenes al igual que estar expuesto a riñas entre internos y las pésimas condiciones en que se encuentra este centro.

Le pido de la manera más atenta considere y muestre su sensibilidad ante irregularidades e injusticias ante mi persona, y pedirle que me de la libertad inmediata del CERESO y reconozca los errores que ha cometido la procuraduría del estado al culparme de un delito que no cometí.

Sin más que comentar agradezco el tiempo que se ha tomado de leer esta carta.

Atte.

Daniel José Sánchez Ávila

Cereso de La Paz

Área de procesados celda #10 planta alta.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
24 Comments
Inline Feedbacks
View all comments