La Paz, Baja California Sur.- De no ser por la oportuna intervención de su esposa, Héctor Manuel García Valdez hubiese logrado su cometido: quitarse la vida colgándose con una agujeta de zapato atada a la agarradera de su vehículo.

Ya tenía don Manuel el cordón atado a su cuello y del otro extremo a la agarradera del su Toyota estacionado fuera de su residencia ubicada en Yucatán entre Degollado y Melchor Ocampo, cuando su cónyuge lo encontró desfalleciendo.

La dama inmediatamente cortó la agujeta, y condujo a Héctor Manuel hasta su cuarto, para después solicitar, la tarde del lunes, el auxilio de los cuerpos de emergencia, que determinaron que no ameritaba un traslado a nosocomio alguno.

No se especificaron las causas por las que Héctor Manuel tomó la fatal, pero fallida determinación.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
3 Comments
Inline Feedbacks
View all comments