Ahogaron a comerciante en mar de trámites
Susana Burgoin
Susana Burgoin con el tesorero municipal.

Cabo San Lucas, Baja California Sur.- Luego de señalar con índice de fuego a la encargada del Área de Ingresos, Maricela Ceseña, como una persona sin la capacidad suficiente para atender el encargo, el comerciante Alejandro Saldierna, solicitó al Alcalde de Los Cabos verifique que sus funcionarios atiendan como su lema lo dice: “gobernar es servir”, y no apliquen contra unos cuantos toda su furia al momento en que estos acuden a realizar cualquier trámite.

El empresario en el rubro de ventas de telefonía celular, explicó a Peninsular Digital que, hace unos días, fue a la Delegación Municipal de Cabo San Lucas, al Área de Ingresos, a tramitar la licencia de su negocio, ubicado en Plaza Sendero, y al momento de que le solicitaron los documentos necesarios para dicho trámite, también le fue requerido el pago del impuesto predial de la plaza y el pago de agua de la misma.

Ante ello, Saldierna González dijo a la encargada, quien le solicitó llamarla licenciada Maricela Ceseña, que dichos documentos no los tenía a la mano, toda vez que la plaza programa sus pago desde su matriz en la ciudad de Monterrey y que, por lo regular, lo hacen en el mes de febrero o marzo.

El afectado añadió que le negaron la expedición de su licencia y, no conformes con ello, le clausuraron el negocio, pero al acudir de nuevo a ingresos con Maricela Ceseña, que ahora se ostenta como licenciada, ella le informó que dichas indicaciones habían sido órdenes de su jefa, la titular de Ingresos, Susana Burgoin, y que sólo ella podría autorizar que levantaran la clausura del negocio de Saldierna.

Manifestó que, este jueves, acudió desde las 8 de la mañana a las oficinas de ingresos en San José del Cabo y la funcionaria llegó hasta las 09:30 de la mañana, pero no lo atendió hasta después de tomar su café, prender su radio y saludar a todas las personas ahí presentes.

Y finamente, cuando le tocó pasar y le notificó de su problema, además de que le habían multado con 2900 pesos y que no le habían dado su licencia por no contar con el pago predial de la plaza, estando apenas a 3 de enero, la funcionaria, con toda prepotencia y cinismo, le solicitó que se retirara de su oficina, pues con ella no iba a tramitar nada y que fuera con otra persona.

Por ello, el comerciante cuestionó el por qué se les paga un sueldo a estas personas, cuando ni siquiera atienden como se debiera a los contribuyentes que acuden con el fin de pagar los impuestos para que a ellos les paguen sus sueldos. Y solicitó hacer pública la queja, porque de esta manera; “gobernar no es servir”, concluyó.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments