Yenni Morales
Yenni Morales Cristóbal realizó una evaluación de camarón blanco, expuesto a dietas experimentales con diferentes niveles de proteína y probióticos.

La Paz, Baja California Sur.-Yenni Morales Cristóbal, egresada del Posgrado de Ciencias Marinas y Costeras de la UABCS, realizó una evaluación del crecimiento y del contenido de hemocitos circulantes totales en juveniles de camarón blanco, expuesto a dietas experimentales con diferentes niveles de proteína y probióticos, como parte de su tesis de maestría, dirigida por el Dr. Marco Cadena Roa, profesor-investigador del Departamento Académico de Biología Marina de la UABCS, y por el Dr. Ángel I. Campa Córdova, investigador del CIBNOR.

En su investigación, Yenni Morales Cristóbal señala que el cultivo de camarón representa el arte acuícola más tecnificado de las últimas décadas y que su producción se ha expandido debido al incremento en la población. “El alimento es un factor que influye en la calidad y desarrollo de los camarones, la calidad nutricional del alimento y su manejo en los estanques son sumamente importantes en el cultivo, ya que tienen gran influencia sobre los factores que determinan el resultado final. Se ha demostrado ampliamente que las proteínas son el principal factor del cual depende su crecimiento”.

Por otra parte, el cultivo sigue siendo afectado en diferentes partes del mundo por la diseminación de diversas enfermedades infecciosas, provocadas por bacterias y virus, las cuales han provocado importantes pérdidas. Por tal razón, desde hace años atrás se han venido realizando estudios relacionados con la inmunología del camarón y compuestos que pudieran favorecerla. En el presente trabajo se evaluó el crecimiento, factor de conversión alimenticia, supervivencia y el conteo total de hemocitos (CTH), como un parámetro para determinar inmunidad en juveniles de camarón blanco L. vannamei, alimentados con distintos niveles de proteína y probióticos.

En la primera parte del estudio, se evalúo el efecto de tres dietas con 38%, 41% y 44% de proteína durante 40 días, alimentando tres veces al día, suministrando el 10% de la biomasa de cada acuario, realizando monitoreo diario de los parámetros fisicoquímicos, conteo de organismos, conteo de alimento residual, así como biometrías cada 15 días; luego de cada biometría se hicieron los ajustes correspondientes de la ración de alimento diario para cada acuario. Al final del primer bioensayo se seleccionó una dieta. Posteriormente, se llevó a cabo un segundo bioensayo, donde se evaluó la dieta seleccionada en el primer bioensayo.

Se observó que con niveles de 38% de proteína o superiores, los camarones presentaron mejor comportamiento, además tomando en cuenta el aspecto económico, el tratamiento con 38% de proteína fue el que reunió las mejores condiciones, debido a que resultó un buen alimento para el crecimiento del camarón, lográndose de esta forma disminuir el nivel de proteína en la dieta comercial. Los valores de conversión alimenticia fueron mayores en los tres niveles de proteína experimentales en comparación con los del grupo control.

No se encontraron diferencias entre los tres niveles evaluados considerándose como buenos valores de conversión alimenticia. La supervivencia obtenida en todos los tratamientos se registró entre el 90 y 100%, no encontrando diferencias significativas entre los tratamientos y el grupo control.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments