medidores
Ante la gravedad del problema del exagerado número de medidores robados, el organismo Operador del Agua potable plantea la adquisición de estos aparatos pero de plástico.

Cabo San Lucas, Baja California Sur.- Ante la gravedad del problema del exagerado número de medidores robados, el organismo Operador del Agua potable plantea la adquisición de estos aparatos pero de plástico.

Lo anterior  fue dado a conocer por el Gerente local del organismo operador Martín Guadalupe Salinas Ceseña al denunciar que en  los últimos meses han substraído más de 300 medidores  de uso doméstico en las diferentes colonias de la localidad lo que para la dependencia a su cargo representa un serio problema y sobre todo un atraso en materia de lectura para cobros del suministro.

El funcionario explicó que esta situación también representa un gasto adicional para el usuario toda vez que, éste tiene que cubrir cerca de 250 pesos que sirven para reponer dichos aparatos aunado a que se requiere de la reconexión y así puedan seguir gozando del servicio de manera normal.

Dijo que este problema se ha venido agudizando en los últimos meses en que la dependencia a su cargo ha recibido reportes procedentes de todas las colonias populares donde se enfrenta ese problema,   documentos que también han sido remitidos a Seguridad Pública a fin de  que apoye ante la situación que se complica por ser un servicio tan necesario.

Por otro lado el diputado local por el Distrito XVI, Alberto Treviño, dio a conocer que, éste ha sido uno de los problemas que  recurrentemente le plantean los vecinos de las diferentes comunidades, es alarmante el número de los robos que se registran no sólo en domicilios particulares sino en instituciones educativas, edificios públicos y privados y que, no sólo se llevan esos equipos sino que también roban cables conductores de la energía eléctrica, la  tubería de cobre, las  instalaciones de agua, entre otros.

Añadió que  es necesario  poner control en la actividad de los compradores de este tipo de metales, de tal manera que quienes adquieren estos productos lo hagan bajo normatividad y, quien la incumpla se atenga a las consecuencias es decir, establecer filtros que permitan detectar aquellos establecimientos que compran sin importarles el origen de los objetos.

El legislador precisó que existen empresas establecidas, dedicadas al manejo de la chatarra que evitan comprar piezas cuando sospechan que son producto de procedencia dudosa pero hay otras que no les importa recibir productos de robos y ante ello se habrá de exigir que se aplique la ley que regula a este tipo de establecimientos dedicados a  la compra-venta de cobre, aluminio, bronce, fierro y demás metales de desecho, puntualizó.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments