barda en Punta Prieta
Ante la afrenta visual de PEMEX en Punta Prieta, las ONGs se quedan calladas: EMPRHOTUR.

La Paz, Baja California Sur.- La alcaldesa municipal de La Paz, Esthela de Jesús Ponce Beltrán, no se lava las manos en torno a la barda que Petróleos Mexicanos (PEMEX) construyó sobre la carretera escénica a la altura de Punta Prieta, privando del panorama de la Bahía de La Paz a locales y turistas, al decir “nosotros no somos quienes hemos otorgado el permiso, quiero insistir en ello, es un tema federal que no fue consultado al Ayuntamiento”, opina Agustín Olachea Nogueda, presidente de la Asociación de Empresas Hoteleras y Turísticas (EMPRHOTUR) de La Paz.

El empresario explica que, según cree, PEMEX no solicitó “permiso” para obtener una licencia de construcción a la orilla de la carretera escénica.

No obstante, no deja de mostrar su desagrado por este “bardón”: “Es una agresión visual a todos los ciudadanos de La Paz […] Nuestro mayor atributo como ciudad, que queremos llegar a ser una ciudad turística de nivel nacional e internacional, son nuestras vistas, nuestra Bahía de La Paz, nuestros recursos naturales […] La carretera escénica “es una carretera hermosa”, precisamente, “porque tiene esas vistas […] ahora tenemos un bardón”.

El presidente local de EMPRHOTUR hizo “una invitación a PEMEX a que reconsidere el haber construido esa barda y que le dé otra solución que sea más afín y que no sea tan agresiva al ciudadano de La Paz […] Tomen conciencia que están en La Paz, que son parte de nuestra comunidad y de que si tal vez es un error de que no lo visualizaron que era un problema y que lo solicitaban ellos por razones de seguridad o de no sé, que debe de haber una solución menos agresiva a la imagen urbana que ahora tenemos”.

Finalmente, Olachea Nogueda dejó ver que ante una situación como esta, extrañamente las organizaciones no gubernamentales ambientalistas no hay levantado la mano para señalar esta afrenta, lo que traduce en una falta de interés motivada porque este caso no les ofrece expectativas de ganancias económicas.

“Me extraña de nuestros amigos de la ONGs, sobre todo de las más radicales, que se opusieron a un proyecto en particular, que era la propuesta de la Marina Esperanto, y el argumento en contra número uno que tenían esas ONGs en contra de la Marina Esperanto era la barda que ellos proponían construir […] Yo veo que como no hay dinero de por medio, entonces, pues ‘¿para qué trabajo?’. Si le ven dinero o posibilidades de poder recaudar dinero…, pero pues aquí no hay esa motivación, entonces ‘¿para qué nos ponemos a chambear?’”.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
20 Comments
Inline Feedbacks
View all comments