La suerte está echada / Las iniciativas preferentes de Calderón

(Primera parte)
Las iniciativas preferentes de Calderón
Mis opiniones antes de… por lo pronto 

Antes que nada una precisión sobre el tema que abordé el miércoles: señalé que somos afortunados por vivir el siglo XX y el XXI, así como el segundo y tercer milenio. Y aquí la precisión: somos agraciados por el tiempo ya que para que nuevos mortales puedan ufanarse de vivir en dos siglos y dos milenios, tendrán que nacer y vivir el final  del siglo XXX para despedir el siglo y saludar el cuarto milenio que iniciará el primer segundo de enero de 3001. Tendrán que vivir el año tres mil y el tres mil uno para tener la misma “gracia de nosotros”. Por eso mi reclamo por la virtuosa circunstancia de despedir un siglo y saludar el arribo del tercer milenio. Esta realidad nos debería, cuando menos, hacer cambiar de actitud ante la irresponsabilidad gobernante, ante la corrupción y el maridaje político. Los habitantes del siglo treinta ¿serán tan pasivos y agachones como la inmensa mayoría de los mexicanos?

El presidente de México y los habitantes de la república sabemos que el cáncer mortal de la sociedad mexicana es la corrupción y todas sus consecuencias desde ser corrupto, flojo, irresponsable en el trabajo y en la función pública pasando por asociaciones y sindicatos. Calderón fue irresponsable al presentar dos iniciativas preferentes a unos días de concluir su mandato constitucional. Fue irresponsable y cómplice de la corrupción ya que sabe perfectamente que ésta corroe el tejido social de la administración pública, pero con escandalosa realidad en los estados y municipios del país. Con el decreto 203 de reforma constitucional en materia política, se presentaron las dos iniciativas: la LeyGeneralde Contabilidad Gubernamental y la ReformaLaboral.Sobre la primera iniciativa no se necesita ser experto en leyes para concluir que pretende “poner un poco de orden” en el escandaloso manoteo de los dineros del pueblo en estados y municipios. Con esta ley se pretende la rendición de cuentas de los gobiernos locales y “obligar a los gobiernos locales a transparentar la fuente de sus ingresos y el destino de su presupuesto”; “para evitar endeudamiento irresponsable, desviación de recursos, proyectos fallidos, no más viajes privados con millones de pesos”. Sin conocer la iniciativa lanzo mi opinión: ¿y de qué han servido entonces hasta hoy el montón de leyes e instituciones que tratan sobre rendición de cuentas y transparencia? Allí está el IFAI (Instituto Federal de Acceso a la InformaciónPública), la Contraloría Gubernamental, las estatales y en algunos ayuntamientos hasta las municipales. ¿De qué han servido si la corrupción es imparable? Allí está la Secretaríade la FunciónPúblicaque sirve para maldita la cosa. Leyes hay muchas pero lo que no hay es la honestidad y la responsabilidad de los funcionarios para aplicarlas. Si la institución encargada de aplicar la LeyGeneralde Contabilidad Gubernamental, queda en manos de los cuatachos y amigos de Peña Nieto, los resultados en la rendición de cuentas en estados y municipios seguirán siendo como hasta ahora: el escandaloso saqueo de las finanzas públicas estatales y municipales; el irresponsable endeudamiento y desviación de recursos, obras de relumbrón sin utilidad social y giras innecesarias de los gobernadores y sus lacayos gastando millones de pesos en hoteles, comidas y pachangas…sin contar los viajes “de promoción” y de placer al extranjero. (Leonel y Narciso fueron hasta ASIA.) En nuestra entidad la corrupción de doce años fue vergonzante. Dejaron los municipios y el estado hechos tiras. Hasta hoy cada tres y seis años tenemos nuevos millonarios que entraron a la función municipal y estatal “con una mano atrás y otra adelante”. Ojalá la rendición de cuentas de que habla la nueva ley nos entregue buenos resultados. Por lo pronto en esta entidad nada se ha hecho para obligar a la rendición de cuentas a los exfuncionarios municipales y estatales. Una miniauditoría de un año arrojó millones y millones de pesos en franca opacidad y desvíos injustificables. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com

PASEMOS EL RUBICÓN: El Congreso Local es responsable de la anarquía que reina en la entidad. Es responsable (irresponsable) de “los palos de ciego” en la aplicación de la ley en los tribunales; es responsable de la “ley de Herodes” enla UABCS y de su manoteo en los recursos públicos; es responsable y cómplice en el latrocinio orquestado por Narciso Agúndez y los exfuncionarios municipales en el trienio pasado ya que se comprobó el desaseo en las finanzas públicas y nada hicieron para “ajustar cuentas con los hampones”. Es responsable por no presentar la iniciativa para crear la institución estatal que audite regularmente los municipios y el gobierno estatal y así evitar en lo posible el que de aquí a tres años, nuevamente el estado siga siendo una entidad hecha tiras.(concluiré el miércoles) Alea Jacta Est. 28-09-12

¡Comparte!