La suerte está echada / Libertad de expresión y periodismo en Baja California Sur (5)

Bobby García

(Quinta y última entrega)

Libertad de expresión y periodismo en Baja California Sur

Agradecimiento al doctor Rubén Sandoval

 

Conclusión (9). .- El control del Estado sobre la libertad de expresión, la corrupción y los corruptos atentan contra la moral pública y el progreso cultural y social.

10.- La libertad de expresión y el periodismo en nuestra entidad se acurrucan a la sombra del partido político en el poder.

11.- En B.C.S. la moral pública y la paz social giran sobre la verdad de estado. Primero la ejerció el PRI, luego el PRD y desde hace un año y meses la ejerce el PAN.

12.- La Dirección de Comunicación Social del estado, “entrega convenios a diestra y siniestra” para que la imagen del gobernante se enmarque en el contexto casi celestial.

13.- El caso más patético es el ejercicio que realiza el Instituto Estatal de Radio y Televisión, pisoteando la ética y la libertad de expresión, contribuyendo a la deformación cultural y social, olvidando que el Instituto pertenece a la sociedad y no al gobernador.

14.- Con la política de comunicación social el gobierno ha limitado peligrosamente el ejercicio libre de la libertad de expresión.

15.- En Baja California Sur debe agregarse a la Constitución un capítulo que regule las relaciones del estado con los medios.

16.- Los periódicos, revistas, la radio, la televisión y los medios por internet, deben estar obligados a presentar a la instancia correspondiente, la nómina de sus trabajadores enunciando su oficio o trabajo. En renglón especial el nombre de: los reporteros, articulistas, revisores y correctores, comentaristas políticos, etc. y su inclusión en el Seguro Social.

17.- La prohibición a los comunicadores sociales y demás trabajadores de la empresa, a solicitar convenios individuales en ninguna esfera de la vida administrativa, política y social del estado y los ayuntamientos.

18.- Los únicos facultados a suscribir convenios con las instancias serían los dueños o representantes autorizados de la firma editorial. En ellos se contemplarían los sueldos de los comunicadores y el personal que acuerden, pero la relación laboral sería empresa-comunicador.

19 Las empresas editoriales, radio y televisión estarán obligados a transparentar públicamente los convenios suscritos.

20.- El estado garantizará el respeto a la libertad de expresión y la vida privada de los ciudadanos sea cual sea su trabajo o profesión.

Hasta aquí mi disertación en la Alianza Francesa de La Paz, la tarde noche del día 8. Mi correo: raudel_tartaro@hotmail.com   Mi blog: http://nivelcincuenta.blogspot.com

PASEMOS EL RUBICÓN: Si se legisla sobre las relaciones del gobierno estatal con los medios escritos y electrónicos todos saldrían ganando ya que las firmas editoriales serían las únicas facultadas para acordar convenios con el gobierno contemplando en ellos los sueldos quincenales de los comunicadores sociales y demás trabajadores. Convenios que contemplarían publicidad, información oficial, etc. etc. Los comunicadores sociales saldrían altamente beneficiados ya que tendrían un salario seguro y justo así como prestaciones médicas y seguro profesional. Las firmas editoriales seleccionarían cuidadosamente sus comunicadores sociales para eficientar la productividad y el servicio a la comunidad. Se terminaría con la anarquía y el balconeo a la vida privada, la difamación y “el esconderse de los periodistas”. Estoy convencido de que alguna estrategia se debe implementar para que los comunicadores logren relaciones laborales con la empresa, derivadas de la relación gobierno-empresa ya que el dinero de los convenios sale del dinero del pueblo, dinero que hasta hoy está muy mal utilizado. Ya es tiempo de terminar con el desprestigio del periodismo. Llegó la hora de los profesionales de la información.  Alea Jacta Est. 29-06-12. Mi blog: http://nivelcincuenta.blogspot.com

¡Comparte!