Letra muerta el respeto a los accesos y cajones para discapacitados

Pamela Padilla Soto

Tal y como lo demuestra la imagen que le presentamos para esta nota, donde una unidad perteneciente a una reconocida empresa de golosinas, con placas CE-52-412, el pasado 26 de abril, permaneció al menos por treinta minutos, estacionada en un cajón para discapacitados, ubicado dentro del Centro de Salud de esta cabecera municipal.
Tal y como lo demuestra la imagen que le presentamos para esta nota, donde una unidad perteneciente a una reconocida empresa de golosinas, con placas CE-52-412, el pasado 26 de abril, permaneció al menos por treinta minutos, estacionada en un cajón para discapacitados, ubicado dentro del Centro de Salud de esta cabecera municipal.

 A pesar de que en casi todos los centros comerciales, supermercados, plazas, cines, incluso en las calles de las principales vialidades de San José del Cabo, se cuenta con cajones de estacionamiento específicamente señalados para personas con alguna discapacidad motriz, mujeres embarazadas o de la tercera edad, muchos ciudadanos aún no saben respetar.

 Tal y como lo demuestra la imagen que le presentamos para esta nota, donde una unidad perteneciente a una reconocida empresa de golosinas, con placas CE-52-412, el pasado 26 de abril, permaneció al menos por treinta minutos, estacionada en un cajón para discapacitados, ubicado dentro del Centro de Salud de esta cabecera municipal.

 A decir de Ana Luisa Bañaga Nevarez, coordinadora de Discapacidad del Sistema DIF Municipal en Los Cabos, la falta de conciencia de algunos ciudadanos es común y aunque sus acciones de volanteo funciona, es de manera temporal, pues señaló, al paso de los meses la gente olvida la dificultad que representa para muchos discapacitados el estacionarse unos metros más lejos.

 “Así como habemos muchas personas que si concientizamos, hay otras que no lo hacen y sobre todo que se da una tarjeta especial para esa persona, que viene foliada y todo; hay que ponerse en su lugar, más no en sus espacios”, sostuvo Bañaga Nevarez.

 Agregó que en el municipio existen mil 750 discapacitados, mas no todos son motrices, por lo que los tarjetones de estacionamiento no se entregan a cualquiera, deben demostrar la necesidad de contar con uno; hasta la fecha se llevan entregados 80 de 500 tarjetones disponibles y existen algunos temporales, para aquellas personas que hayan sufrido algún accidente o fractura.

 La coordinadora Bañaga enlistó los requisitos para registrarse (todos en copia) en la dependencia de la que es titular: acta de nacimiento, resumen clínico, credencial de elector, comprobante de domicilio, curp y 2 fotos tamaño infantil; para el tarjetón es necesario añadir de la tarjeta de circulación y la licencia.

 Por lo anterior y en coordinación con la Dirección Municipal de Tránsito, a quien se sorprenda estacionándose en un cajón para discapacitados sin necesitarlo, será infraccionado por la cantidad de 5 mil pesos.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
3 Comments
Inline Feedbacks
View all comments