Obama jura y perjura que no sabía de Rápido y Furioso
Las declaraciones de Obama se producen al tiempo que dos legisladores republicanos informaron hoy de que Holder recibió al menos cinco memorandos a partir de julio de 2010 sobre "Rápido y Furioso".
Las declaraciones de Obama se producen al tiempo que dos legisladores republicanos informaron hoy de que Holder recibió al menos cinco memorandos a partir de julio de 2010 sobre "Rápido y Furioso".

WASHINGTON, EU., 6 de octubre.– El presidente de EE.UU., Barack Obama, expresó hoy su confianza en el secretario de Justicia, Eric Holder, y aseguró que desconocía la fallida operación «Rápido y Furioso» que permitió el flujo ilegal de armas a México.

En una rueda de prensa dada hoy en la Casa Blanca, Obama aseguró que mantiene su «completa confianza» en el secretario y su gestión, pese a las denuncias de legisladores republicanos que afirman que Holder recibió informes en su día sobre la operación.

Holder «no estaba al tanto y ciertamente yo tampoco lo estaba», aseguró el presidente, quien señaló que «los dos hubiéramos estado muy poco contentos si alguien hubiera sugerido que se permitía el paso de armas que EE.UU. hubiera podido prevenir».

El secretario, insistió, «ha sido muy agresivo en la persecución del tráfico de armas y de transacciones bancarias en favor de los cárteles trasnacionales de la droga en México. Hay una gran cooperación entre EE.UU. y México en ese frente».

Las declaraciones de Obama se producen al tiempo que dos legisladores republicanos informaron hoy de que Holder recibió al menos cinco memorandos a partir de julio de 2010 sobre «Rápido y Furioso».

El senador Charles Grassley y el legislador Darrell Issa dijeron en un comunicado conjunto que Holder recibió varios informes, incluso durante cuatro semanas consecutivas, en los que se describía la fallida estrategia de la Oficina para el Control del Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF).

Los memorandos fueron enviados a Holder por Michael Walther, el director del Centro Nacional sobre Inteligencia Antidrogas, indicaron.

En mayo pasado, Holder dijo ante el Comité Judicial de la Cámara de Representantes que se enteró de «Rápido y Furioso» tan sólo «en las últimas semanas».

Sin embargo, los memorandos de 2010 enviados a Holder específicamente mencionaron que unos intermediarios «fueron responsables de la compra de 1.500 armas de fuego que posteriormente fueron suministradas a carteles de la droga mexicanos», dijo el comunicado.

Grassley e Issa calificaron como «preocupante» que Holder «en realidad sabía de Rápido y Furioso mucho antes, y en mayor detalle, que lo que él indicó».

La fallida operación es objeto de investigaciones por parte del Congreso y del Departamento de Justicia, y ha obligado a una reorganización del personal de ATF.

La idea detrás de «Rápido y Furioso» era permitir la venta de armas de alto calibre a compradores intermediarios para rastrearlos hasta su destino final, y así arrestar a los cabecillas de los carteles del narcotráfico.

La operación fue concebida en respuesta a las críticas de que ATF durante años se concentró en personas con pequeñas infracciones a las leyes que controlan la venta de armas, en vez de atrapar a «peces gordos».

El escándalo por «Rápido y Furioso», que ha levantado ampollas en las relaciones entre EE.UU. y México, se debe a que las autoridades perdieron el rastro a unas 2.000 armas y éstas aparentemente fueron a parar a manos de narcotraficantes.

Algunas han aparecido de más de un centenar de escenas de crímenes en México, y dos fueron halladas donde fue asesinado un agente fronterizo de EEUU en Arizona en diciembre pasado.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments