Legitimidad

Mau, periodista y votante que cuenta

Al margen de nuestras preferencias personales, es importante que en las elecciones del domingo participemos más del 50% del padrón electoral de votantes del Estado. Eso significaría que más de la mitad de los ciudadanos habremos tomado la responsabilidad de legitimar a los próximos cargos populares a elegirse. Votar es un derecho por el que todavía miles de millones de personas luchan en el mundo, y desaprovecharlo con un ¿votar, para qué? es comenzar a dar ideas para el retroceso.

Posiblemente muchos electores dirán que no les gusta ninguno de los candidatos. Puede que tengan razón, pero siempre habrá uno «menos peor». Votemos por ese, pero votemos; es difícil pensar que teniendo que depositar tres papeletas no haya, entre los dieciséis candidatos entre los que podemos elegir, al menos uno en el que podamos confiar. Y si no lo hay, mostremos nuestro rechazo votando por el nombre de un vecino, o de una persona a la que admiremos. En todas las elecciones en Italia hay un gran número de electores que muestran su enojo votando a favor de jugadores de fútbol o cantantes. Aunque así sea, vayamos a utilizar nuestras boletas electorales este próximo domingo. No ocurra que, con los viejos vicios, alguien las utilice por nosotros en su provecho.

Depositemos nuestros votos y luego, a partir del próximo lunes, una vez conocidos los nombres de los vencedores, deberemos aceptarlos como nuestras autoridades, y aunque no hayan sido los de nuestra preferencia, con actitud escéptica. Vigilemos que cumplan lo que ofrecieron, y si no lo hacen, podrán denunciarlos y repudiarlos. Peninsular Digital seguirá ofreciendo este espacio a sus lectores, siempre que se evite la calumnia, el insulto y la infamia.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
24 Comments
Inline Feedbacks
View all comments