Deben los servidores públicos mantenerse al margen del proceso electoral advierte Alfredo Porras
Alfredo Porras Domínguez, secretario General de Gobierno.
Alfredo Porras Domínguez, secretario General de Gobierno.

Los servidores públicos, sin importar su nivel, deben mantenerse al margen del proceso electoral con una actitud imparcial y responsable para que los ciudadanos reflexionen y decidan el sentido de su voto, consideró el secretario General de Gobierno Alfredo Porras Domínguez.

El funcionario reiteró que no es sólo responsabilidad de la autoridad electoral garantizar equidad en la contienda política, pues advirtió que los servidores públicos y las instancias de gobierno juegan un papel preponderante en esta tarea con la simple acción de mantenerse al margen y evitar declaraciones o actos que vulneren estos principios.

Ante ello, recordó que el Gobierno del Estado ha establecido acuerdos de coordinación y colaboración con la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Electoral (Fepade), para atender con prontitud las denuncias de partidos, candidatos o ciudadanos que cuestionen el trabajo de servidores públicos estatales.

El secretario General de Gobierno expuso que declaraciones periodísticas irresponsables o acciones que busquen de manera deliberada favorecer a un determinado partido o candidato, deben ser observadas y sancionadas no sólo por los órganos de control o procuración de justicia correspondientes, sino también por los propios partidos o candidatos a los que se pretende favorecer.

«La política es congruencia y quienes han denunciado de manera constante una supuesta intromisión de servidores públicos estatales en actividades políticas, lo que incluso ha sido desechado de manera contundente por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, no pueden ahora cruzar los brazos y guardar silencio. No creo que sea valido conducirse bajo la premisa de que lo que no me beneficia está mal y lo que sí me beneficia es lo correcto y es lo valido», enfatizó Alfredo Porras.

Porras Domínguez aclaró que corresponde a los distintos partidos y no al Gobierno del Estado cuestionar o proceder en contra de servidores públicos federales que han sido señalados de favorecer a un determinado candidato con declaraciones periodísticas y actuaciones al amparo de sus cargos.

«Esa no es tarea del Gobierno del Estado. Es tarea de las autoridades electorales, de las autoridades judiciales y de los propios partidos. Nuestra tarea es que quienes forman parte del Gobierno del Estado se mantengan al margen del proceso electoral, para evitar actitudes parciales que vulneren los principios de equidad en el proceso electoral», estableció el responsable de la política interna.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
5 Comments
Inline Feedbacks
View all comments