Nada de sexo en el Teatro

Nada de sexo, que somos decentes se presentó este martes 30 de noviembre en el Teatro de la Ciudad, la obra de teatro fue un estreno nacional, a partir de La Paz inició su gira. Se llevaron a cabo dos funciones, la primera a las 7:30 p.m. y la segunda a las 9:30 p.m.
Nada de sexo, que somos decentes se presentó este martes 30 de noviembre en el Teatro de la Ciudad, la obra de teatro fue un estreno nacional, a partir de La Paz inició su gira. Se llevaron a cabo dos funciones, la primera a las 7:30 p.m. y la segunda a las 9:30 p.m.

Nada de sexo, que somos decentes se presentó este martes 30 de noviembre en el Teatro de la Ciudad, la obra de teatro fue un estreno nacional, a partir de La Paz inició su gira. Se llevaron a cabo dos funciones, la primera a las 7:30 p.m. y la segunda a las 9:30 p.m.

Tuvo una asistencia considerable, claro está, no como cuando Enrique Patrón de Rueda o cuando el estreno del programa de la Compañía Nacional de Danza de Bellas Artes, sino algo así como cuando ¿Tú qué harías por amor? nos visitó, con actores como Victoria Ruffo, Elizabeth Álvarez, Niurka, Mauricio Herrera, Jorge Salinas y Leonardo García; que como ya dijimos, “si lo tomamos a manera de táctica, es excelente. Es decir, presentar obras que atraigan al público (obras anzuelo que llaman la atención por factores ajenos a la calidad) para en lo consecuente poder mostrar obras de atributos artísticos elevados y el teatro esté repleto de asistentes que van a ver y a criticar buenas obras”.

Así que en Nada de sexo, que somos decentes pasó algo muy parecido. Si bien llegaron al escenario del Teatro de la Ciudad Jacqueline Andere, Sabine Mussier, Arturo Peniche, Gustavo Rojo, Lalo el Mimo, Gaby Platas, Humberto Elizondo, Luisa Fernanda y Rodrigo Vidal; no nos ofrecieron algo más que un sketch de Televisa sobre un escenario de teatro. Sí, hubo risas, pero las sencillas, las que salen cuando ves televisión mientras comes y pasan, por ejemplo The Big Bang Tehory, o algo por el estilo, pero para ser más acertado, La escuelita de Jorge Pinedo, más o menos, donde los recursos cómicos recurren a lo fácil, a la risa por el morbo.

Obras como Tres cabezas en la almohada, de Calafia Piña, El arquitecto y el emperador de Asiria, adaptada por Omisis Beltrán, y Trotacachivaches, del grupo Mimo Fúnebre, tienen infinitamente mejores propuestas artísticas. Lo cierto es que hay que ir al teatro, empaparse, saber cómo se come y después decir, no me gusta.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments