Triunfan dos equipos mexicanos en la Baja Mil
En Pro ATV Class 25 obtuvo la primera posición la cuadrilla de Felipe Vélez (2a), con hora de llegada a las 7:18 de la mañana, mientras que en la más esperada, la categoría Trophy Truck, el equipo Vildósola (21), de padre e hijo, logró el primer triunfo en over all para una representación mexicana, arribando a las 7:32 de la mañana.
En Pro ATV Class 25 obtuvo la primera posición la cuadrilla de Felipe Vélez (2a), con hora de llegada a las 7:18 de la mañana, mientras que en la más esperada, la categoría Trophy Truck, el equipo Vildósola (21), de padre e hijo, logró el primer triunfo en over all para una representación mexicana, arribando a las 7:32 de la mañana.

La cuadragésima tercera Baja 1000 –decimoctava que tiene como Meta La Paz-  culminó este 19 de noviembre con el triunfo de dos equipos mexicanos. En Pro ATV Class 25 obtuvo la primera posición la cuadrilla de Felipe Vélez (2a), con hora de llegada a las 7:18 de la mañana, mientras que en la más esperada, la categoría Trophy Truck, el equipo Vildósola (21), de padre e hijo, logró el primer triunfo en over all para una representación mexicana, arribando a las 7:32 de la mañana.

El primero en cruzar la meta fue Kendall Norman (1x), a las 2:54 de la madrugada, quien ha ganado en 5 ocasiones esta competencia, corredor de la categoría Pro Motorcycle Class 22, haciendo equipo con Jhonny Cambell y Cody Quinn, mismo que suma 3 victorias con esta y 21 para Honda. Norman dijo que con este triunfo todos los sueños se le han cumplido, mientras que Quinn explicó que él y Kendall son un gran equipo, pues sus padres se conocen desde hace 40 años, por lo que ellos han crecido y corrido juntos en muchas ocasiones.

Después, a las 5:34 de la mañana, llegaría Louie Franco (404x), en Class 40, seguido de Francisco Septién (306x), que cruzó la meta a las 5:45; una hora más tarde A.J. Stewart (3x), en Class 22, llegó a la ciudad; para luego dejar ver al equipo Vélez que como conjunto es la primera vez que resulta ganador, a pesar de las ponchadas, la difícil ruta de la Baja California, la neblina y el polvo de Los Talcales, confiesa Mario Díaz, conductor del último tramo, de Santo Domingo a La Paz.

Gustavo Vildósola Jr. fue quien llegó quemando llantas a la ciudad, donde lo esperaba su esposa y su padre para abrazarlo a través de la ventana, “esto es por ti, decía Jr. a su padre”, y subirse al techo a celebrar, a él le correspondía el último tramo, llegar triunfante a donde gritos de “¡Viva México!” lo esperaban.

Jacobo Turquie Alcerreca, titular de la Secretaría de Turismo aseguró que la Baja 1000 es una derrama económica de severa importancia. En esta ocasión, sólo en ocupación hotelera, 8 millones de dólares, aproximadamente, se quedaron en la ciudad. Turquie Alcerreca aprovechó para hacer una invitación a las ONG a “no limitar y no decir no se puede. En lugar de decir ‘así no se puede, pero se puede así’, proponer una alternativa, yo creo que con eso vamos a salir ganando todos”.

Por su parte, Roberto Espinoza de la Monteros, director ejecutivo de Niparajá comentó que “mientras se cuenten con las autorizaciones correspondientes, se utilicen caminos ya existentes y se respeten a las comunidades y propietarios, reconocemos este evento como una de las «tradiciones» de la Península. Seguramente hay cosas que se pueden mejorar en el desarrollo de este evento”.

Participaron reconocidos corredores, como Tom Bradley, en Class 8; Héctor Ibarra, en Score Lite,  Ivan Stewart en Stock Mini y Tim y Troy Herbst, en Trophy Truck.

La noche se vivió entre gritos, cerveza, Banda y hot-dogs. Esperando tras las barandillas la gente gritaba “invítenle una calilla” a los corredores, “a ver si así se acerca”; se paseaban ebrios en carritos del súper y trataban de no hacer mala cara a los soldados con perro, que encontraron más de una cosita tirada en el suelo. Es la primera vez que hay soldados, por lo que “what a security” decían los organizadores estadounidenses.

En la espera del mexicalense Vildósola llegó el frío y quien no se calentaba con tequila lo hacía con sleeping bags, dormidos bajo alguna mesa o café, tras café, tras café, hasta que el sol derrotó al frío desde el este y con el llegaron los ganadores mexicanos.

La premiación será el próximo sábado a las 4 de la tarde en el malecón. 10 restaurantes de la Cámara Nacional de la Industria y Alimentos Condimentados (CANIRAC) estarán presentes.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments
José
José
11 years ago

¿Y el «Pipi»? ¿no hizo trampa como el Rody? es que los políticos hasta en las carreras hacen cochupos.