Fue registrada la planilla de la “Alianza es contigo” sobre ello nos informó el profesor Marco Antonio Burgoin Meza que es el representante ante el IEE y la doctora María de los Ángeles Ruíz y a continuación les damos a conocer la planilla de la alianza PAN- PRS, integrada por los siguientes candidatos:

Presidente municipal José Humberto Mayoral López

Suplente Norma Rivera Amador

Síndico José Antonio Rodríguez Nieto

Suplente Álvaro Zatarain Cuevas

Primer regidor Gabriel García Araiza

Suplente Antonio Murillo Escárrega

Segundo regidor Edith Zúñiga Rosas

Suplente María Auxiliadora Amador Higuera

Tercer regidor Josefa Guadalupe González Martínez

Suplente Armando Hernández Martínez

Cuarto regidor Francisco Javier Arce Arce

Suplente Daniela Damarit Fuerte Cosío

Quinto regidor Rubén Hinojosa Cabrera

Suplente Domingo Romero Valencia

Sexto regidor Blanca Rosa Zavala Beltrán

Suplente Juan Antonio García Villegas

Los candidatos a diputados por esta misma coalición, son en el distrito 13 Juan Antonio Villavicencio Villalejos, por el distrito 14 Luís Martín Pérez Murrieta y por el distrito 15 Norma Angélica Flores Avilés.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
22 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
anonimo
11 years ago

aslaksakfhbg

1236
1236
11 years ago

11111111111111111

PRFRO OSCAR
PRFRO OSCAR
11 years ago
Reply to  1236

MAGISTERIO….NO GENERALICES…..MI FAMILIA Y YO VOTAREMOS POR COVARRUBIAS..HUMBERTO Y EL PROFR.JUAN,,,,,YO CREO QUE HAY QUE DARLE LA OPORTUNIDAD A ESTA PLANILLA,,,MAS QUE WL PELON GARAYZAR VA A COORDINAR LA CAMPAÑA DE HUMBERTO..ARRIBA EL PAN

bcs
bcs
11 years ago

Y TANTOS MILITANTES REALMENTE PANISTAS QUE PASO CON ELLOS? POR QUE LOS HICIERON A UN LADO, TODOS LOS PARTIDOS TIENEN GENTE DE FUERA O SEA DE OTROS PARTIDOS SE FUERON BRINCANDO LA TABLITA JA JA PREGUNTO POR QUE LOS PARTIDOS AGARRARON GENTE DE OTRO QUE ALGUIEN ME EXPLIQUE POR QUE SE HAN DEJADO QUE TRISTEZA POBRE CACHANAS QUE BAJO A CAIDO DIGO NOSOTROS LOS POBLADORES QUE NOS HEMOS DEJADO DE TODA ESTA BOLA DE RATAS LLAMESE DEL PARTIDO QUE SE LLAME

MAESTROS
MAESTROS
11 years ago
Reply to  bcs

EL MAGISTERIO VOTARA POR COVARRUBIAS, EL GUILLE Y JUAN VILLAVICENCIO

MULEGE
MULEGE
11 years ago

QUE TRISTEZA ME DA DARME CUENTA QUE CADA DIA ESTAMOS PEOR EN EL PAN, NETA QUE LA UNICA QUE MERECE LA REGIDURIA ES LA CHEPITA YA QUE ELLA SE QUEDO SOLA CUANDO TODOS CORRIERON.

PADRES DE FAMILA
PADRES DE FAMILA
11 years ago

EL » JUDAS» VILLAVICENCIO ES UNAS DE LAS PERSONAS MAS CORUPTA DEL MUNDO Y MALA PAGA

MAESTROS
MAESTROS
11 years ago

ES MUY CAPAZ Y BUENO PARA PAGAR O DEMUESTREN LO CONTRARIO, ELPROFE ES MUY INTELIGENTE Y LUCHADOR YA QUISIERAN TENER LA CAPACIDAD QUE EL TIENE Y SE LLEVARA LA ELECCION PORQUE LA GENTE LO QUIERE Y LO APRECIA MUCHO Y NOSOTROS TAMBIEN

EL MULEGINO
EL MULEGINO
11 years ago

ESTE ES P R D DE COLOR AZUL PLAN B.

historiadora
historiadora
11 years ago

fijense nomas, marcos burgoin le tendremos que hacer un recordatorio de todos loa avusos que cometio en la prepa? y digo abusos de TOdO tipo me consta en mi generacion.
la medica norma, toma cab…. despues que los derecho abientes del iste se libraron de ella aora tener que batayar en otraos lados?
que mal estamos, gente si calida moral sin etica profecional.
que nos espera?
y yo que iva a votar por el pan pero con esas gentes caban de perder.

DANIELA
DANIELA
11 years ago

y cuantos son del PRS ?

Pepe
Pepe
11 years ago
Reply to  DANIELA

Mijita, te sigue la diarrea y el vómito, contra el «partidito», Daniela dixit.

Resultas muy escrutadora, cuándo pretendes invalidar a todos los demás, porque no creo que estés deshojando la margarita para definir tu voto electoral.

auxililio
auxililio
11 years ago

DE PLANO QUE JODIDOS ESTAN EL COMITE MUNICIPAL DEL PAN EN MULEGE… HABIENDO TANTA PERSONA LEAL AL PARTIDO Y SE PONEN A RECOGER LOS DESECHOS DE OTROS PARTIDOS…. ESTE COMITE ESTA SECUESTRADO POR INTERESES PROPIOS DE GRUPOS QUE REALMENTE NO SON PANISTAS.

El pifas
El pifas
11 years ago

lastima que planilla tan mala, primero juan villavicencio y luego la dora angeles ruiz par de oportunistas.
Juan villaviencio es solo un gandalla, se fue al pan porque ya no tuvo mas en el prd ,y eso si le quito la candidatura a otro ciudadano.,pero en fin le daran el voto de castigo.
La dra ruiz ,que raro que no sale en la planilla ,que acaso quiere ser directora de salubridad_? Sin nunca a trabajado en las dos instituciones del issste y ssa,solo farolea.

LOURDES
LOURDES
11 years ago
Reply to  El pifas

CALLATE ENVIDIOSO EL PROFE JUANITO ES EL MEJOR

Manuel Clutier
Manuel Clutier
11 years ago
Reply to  LOURDES

Hay el profe juanito…. el profe juanito no mas no vio claro en el prd y luego luego corrio al pan para ver que saca de provecho para el.
Pero a todos esos que traicionaron a sus partidos los van castigar en las elecciones.

MMMMM CHULIS
MMMMM CHULIS
11 years ago

LASTIMA PORQUE TRAE 3 ELEMENTOS BUENOS, LO QUE LA REGO ES EL JUAN VILLAVICENCIO

MULEGINO
11 years ago
Reply to  MMMMM CHULIS

DONDE ESTAN LOS VERDADEROS PANISTAS? QUE FUE DE ELLOS, DONDE ESTAS JORGE SUAREZ, DONDE ESTAN, QUE LES PASA.? TAMBIEN EN EL PAN SE HACEN COCHINADAS.HUMBERTO Y JUAN VILLAVICENCIO SON LOS QUE MAS MAL HABLABAN DEL PAN Y DE SUS SEGUIDORES, COMO PUEDEN PERMITIR LOS PANISTAS ESTA OFENSA.
PANISTAS EL DIA QUE ESTOS PSEUDOPANISTAS PIERDAN SE VAN A IR DEL PARTIDO A BUSCAR OTRO Y OFRECERSE, ELLOS SE VENDEN AL MEJOR POSTOR, SINO COMO ME EXPLICAN ESTO.

ASI ES
11 years ago
Reply to  MMMMM CHULIS

Título: El amor al prójimo
Fondo Bíblico: Levítico 19:13,18,33,34; Mateo 22:37-40; Romanos 1:14; 13:8-10; Gálatas 6:9,10
Verdad central: El amor a Dios nos permite amar a nuestro prójimo.
Texto áureo: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor. Romanos 13:9,10
Bosquejo
I. El mandato de amar a otros
A. Tratando al prójimo como a uno mismo
B. Dos grandes mandamientos ti.
II Compasión por todos
A. Pagando una deuda
B. Haciendo lo bueno
III. Demostrando amor
A. El amor y la ley
B. El resumen de todos los mandamientos
Objetivo
Saber lo que significa amar al prójimo, y demostrar ese amor hacia toda persona por medio de las buenas obras.
Introducción
La parábola del buen samaritano es una historia querida y conocida que habla de cómo tratar al prójimo. Según la interpretación habitual, el hombre que fue golpeado y robado es el prójimo, y el prójimo se define como cualquier persona que necesita ayuda.
Pero parece que Jesús puso más énfasis en el hecho de que el prójimo fue el que ayudó a la víctima. Después de contar la parábola, Jesús le pregunta al abogado escéptico: “¿Quién, pues, de estos tres te parece que fue el prójimo del que cayó en manos de los ladrones?” (Lucas 10:36). El prójimo es el que tiene compasión de la persona necesitada y le ayuda. Así que la pregunta es: “¿Somos buenos prójimos o no?”
Comentario Bíblico
I. El mandato de amar a otros Levítico (19:13,18,33,34; Mateo 22:37-40)
A. Tratando al prójimo como a uno mismo
El pasaje en Mateo nos hace entender que aun cuando las estrictas reglas de la Ley estaban en pie, el principio fundamental de la vida para el seguidor de Dios, era el amor divino. La ley no fue escrita para el hombre justo, sino para los “transgresores y desobedientes, para los impíos y pecadores, para los irreverentes y profanos…” (1 Timoteo 1:9).
Traten al extranjero “como a un natural de vosotros” Moisés les dijo a los israelitas. Tal mandamiento era demasiado para un israelita, quien sabía que su propio pueblo era escogido por Dios. Los gentiles alrededor de ellos eran paganos. El mandamiento demuestra que Dios nunca quiso excluir a los que no eran judíos de tener comunión con El. Fueron los judíos quienes pensaron que ellos eran los únicos que recibirían la misericordia de Dios. Por lo tanto, creían que sólo ellos eran dignos de recibir privilegios especiales.
Pregunta: ¿Por qué debían los israelitas tratar a los extranjeros (los gentiles) mejor de lo que los extranjeros los habían tratado a ellos?
Los israelitas debían tratar bien a los extranjeros porque (1) los israelitas habían sido extranjeros en Egipto y sabían bien lo que era quedar excluidos, y (2) el Señor era su Dios. Puesto que Jehová es un Dios de amor y compasión, su pueblo debía mostrar los mismos atributos. El mandamiento de amar a otros todavía está vigente hoy.
Si el cristiano ama como Dios quiere y con la plenitud del Espíritu Santo para amar, naturalmente guardará los mandamientos y las limitaciones de Dios concerniente al trato de los demás. El que sinceramente ama a su prójimo no lo oprimirá ni le engañará, no le pagará mal por mal y no guardará ningún rencor contra él.
B. Dos grandes mandamientos
Estos mandamientos de amar a Dios y amar al prójimo son inseparables. El amor por los demás depende de nuestro amor a Dios; y nuestro amor a Dios se demuestra por nuestro amor por los demás (1 Juan 4:20 al 5:2). Sin embargo, los dos mandamientos son distintos.
Amar a Dios, como lo describe el Nuevo Testamento, no es algo normal para el hombre. La naturaleza con que nacimos nos hace enemigos de Dios (Lucas 19:11-14; Juan 3:20; Romanos 5:10; Colosenses 1:21). Amar a Dios como Jesús manda en Mateo 22:37 (Deuteronomio 6:4,5) debe ser la respuesta del hombre al amor que Dios tiene por él. Dios ama a todo el hombre: su corazón, su alma y su mente. Por lo tanto, se espera que el hombre ame a Dios con todo su ser.
El amor por los demás depende del amor que Dios nos mostró a nosotros de antemano. `Amados, si Dios nos ha amado así, debemos también nosotros amarnos unos a otros» (1 Juan 4:11). El amor del cristiano por los demás refleja el amor de Dios por nosotros. El Espíritu Santo es el que hace que el amor de Dios por nosotros se convierta en amor por otros (Gálatas 5:22).
Pregunta: ¿Cree usted que Dios espera que amemos a nuestros prójimos aun cuando es difícil amarlos? Si es así, ¿cómo la hacemos?
Romanos 5:5 nos presenta otra forma de demostrar el amor de Dios por otros a través de nosotros. Dios no espera que amemos a otros sin su ayuda. El amor con que amamos a los demás es en verdad el amor de Dios que rebosa en nuestros corazones para contagiar a otros. Es el amor de Dios visto a través de nosotros. A través de la oración, Dios nos da amor por otros cuando nos resulta imposible amarlos sin su ayuda.
II. Compasión por todos Romanos 1:14; Gálatas 6:9,10
A. Pagando una deuda
Pregunta: ¿Qué quiso decir Pablo en Romanos 1:14 cuando dijo que era un deudor? ¿Acaso somos deudores como Pablo?
Así como el amor de Dios se recibe para demostrarlo a los demás, también la comisión de predicar el evangelio a toda criatura fue para Pablo una deuda que le debía a cada hombre, mujer y niño. No le importaba de qué nacionalidad o cultura fueran sus oyentes.
Los “sabios” y “no sabios” son otra forma de decir “griegos” y “no griegos”. Pablo quería que toda persona, sin importarle su nacionalidad o educación, escuchara la Palabra de Dios. Pablo les estaba escribiendo a los griegos, cuya civilización había dado al mundo muchos logros intelectuales y artísticos. Al mismo tiempo, quiso informarles que él también tenía el deber de llevar el evangelio a otros pueblos, “a los no griegos”. Aunque “no griegos” se define como razas no civilizadas, Pablo usó el término para decir, a otros además de griegos. Pablo pudo haber incluido a los “ricos” y a los “pobres”, a los “fuertes” y a los “débiles”, a los “jóvenes” y a los “ancianos”. De cualquier manera que se clasificaran, Pablo les debía la oportunidad de escuchar el mensaje del evangelio.
Tal es el espíritu misionero que todavía palpita en los corazones de creyentes dedicados. Ya sea ir en persona con el mensaje, ya proveer las finanzas para que otros vayan, la obligación aún esta presente. Así como a Pablo se le había encargado predicar el evangelio a otros pueblos, a nosotros se nos ha encargado la misma tarea. Les debemos el evangelio a los perdidos. En verdad, es una deuda que debe pagarse.
B. Haciendo lo bueno
Hacer el bien puede ser un trabajo agotador. Es fácil desanimarse, perder interés en nuestra tarea, o aun ‘fiarse por vencido. El incentivo para hacer el bien es esencial.
En Gálatas 6:9, Pablo proveyó el incentivo en su selección de comparaciones. Hacer el bien es semejante a la siembra del grano en el campo. No veremos los resultados de la siembra inmediatamente, pero “a su tiempo segaremos, si no desmayamos».
Si el sembrador se cansa de tirar la semilla y sólo siembra la mitad del campo, sólo cosechará la mitad. Si queremos una cosecha completa de buenas obras, debemos sembrar y tener paciencia como el sembrador que espera el “precioso fruto de la tierra” (Santiago 5:7). Muchos cristianos son como los niños: quieren sembrar la semilla para luego cosecharla ese mismo día.
Pregunta: ¿Qué será nuestra cosecha si no nos cansamos de sembrar buenas obras?
Pablo no especificó qué cosecha recibiría el creyente si fielmente seguía sembrando buenas obras. Pero sabemos que las buenas obras, hechas como para el Señor, producirán una buena cosecha. Pueden traer consuelo y alivio a la gente necesitada. Pueden causar que un pecador acepte a Cristo como su Salvador; puede ser una cosecha que trae noticias de gran gozo al cielo y al que cosecha. Hacer buenas obras puede detener el deterioro moral de la sociedad, y hacer que nuestras comunidades sean mejores lugares para vivir (1 Timoteo 2:1-4). Al final, el cielo recompensará al que hace buenas obras por el fiel servicio que hizo en la tierra.
El bien que debemos hacer a toda persona se cumple por medio de la obra del Espíritu Santo en nosotros. Sólo al tener una relación vibrante con el Señor podrán nuestras vidas producir mucho fruto que permanecerá por la eternidad.
La exhortación de hacer el bien es más específica al final de Gálatas 6:10: “Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe.” Mientras es nuestro deber hacer el bien a todos, estamos obligados a hacer el bien y bendecir a los hijos de Dios y a los hermanos en la fe. La frase, “a todos” indica que el amor cristiano no tiene limitaciones. La mención de “la familia de la fe” sirve para reiterar que la prioridad del amor cristiano es suplirlas necesidades de otros creyentes.
Es lamentable cuando el mundo ve que el creyente carece de las necesidades básicas. Tales circunstancias parecen sugerir que Dios no es capaz de cuidar a su pueblo. Pero en realidad, mucho del cuidado de Dios por nosotros se ha delegado a otros cristianos. Nuestra compasión debe extenderse hacia todos los que influyamos, más aun a otros creyentes, demostrándoles nuestra firme dedicación a la ley del amor. A medida qué suplimos las necesidades de otros creyentes, también estaremos creando un ambiente que atraerá a otros a la familia de Dios.
III. Demostrando amor Romanos 13:8-10
A. El amor y la ley
Pregunta: ¿Es cierto que el mandato de no deber nada a nadie significa que toda persona que compra una casa con dinero prestado está violando las instrucciones bíblicas?’
En una parábola, Jesús habló de un rey que perdonó una deuda de 10.000 talentos a un siervo que luego rehusó perdonar la deuda de 100 denarios a otro siervo. En ninguna parte denuncia Jesús el hecho de que había una deuda. “No debáis a nadie nada” podría explicarse como: “Uno no debe rehusar pagar sus deudas para estar al corriente.”
El verdadero énfasis de Pablo no estaba en la deuda monetaria. Al llamar la atención al concepto de deudas, quiso hacer hincapié en el gran deber que tiene cada creyente de amar a otros. Con el tiempo, el cristiano debe cancelar toda deuda monetaria, pero la gran deuda de amar a otros siempre debe continuar. Jamás llegará el momento en que ya no se necesita amar.
El que ama a los demás ha cumplido con la ley (v. 8). Todos los mandamientos sobre las relaciones entre personas se resumen en un solo mandamiento: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (v. 9). Si verdaderamente amas a una persona, jamás querrás matarla o adulterar con su cónyuge, tampoco robarás su bolsillo, mentirás o codiciarás sus bienes. Así que, el amor cumplirá la Ley, no destruyéndola, sino guardando cada mandamiento de la Ley, motivado por el amor más bien que por el deber.
B. El resumen de todos los mandamientos
Pregunta: Si alguien desobedece los mandatos de Dios, ¿de qué carece?
Ya se ha dicho que el amor cumple la ley en forma positiva, proveyendo la motivación positiva para obedecer los “no harás” de la ley. Una verdad relacionada con esto debe notarse: Desobedecer cualquier mandato de Dios es evidencia de que el amor que Dios requiere no está presente.
El amor no hace daño al prójimo. Un comentario perfecto sobre esta verdad se encuentra en otro pasaje inspirado por el Espíritu y escrito por Pablo: 1 Corintios 13. El amor es sufrido con el prójimo, y benigno. No es jactancioso ni se envanece, sino que pone al prójimo primero (v. 4). El amor no busca lo suyo, sino el bien de su prójimo (v. 5); hasta se olvida de sí mismo, y piensa sólo en el bienestar de los demás. No se irrita con su prójimo, y desea el bien antes que el mal para los demás (13:5); cree lo mejor de su prójimo en vez de lo peor.
La suma de todos los mandamientos que tratan con la forma en que nos llevamos con los demás se resume en una palabra: AMOR. Demostrar este amor cumple con toda la Ley.
Aplicación
Es difícil que nuestro amor a Dios sea tal que nunca desobedeceremos sus mandamientos. Por lo que conocemos de nuestros sentimientos, emociones y reacciones, parece imposible alcanzar o manifestar un amor perfecto. Pero Dios sabe que no podemos lograrlo. Es una obra de gracia, una obra del precioso Espíritu Santo. Dios ha prometido cumplir esa obra en nosotros, si se lo pedimos y permitimos que lo haga.
Aunque la obra es completamente de Dios, no estamos absueltos de toda responsabilidad. No podemos culpar a Dios si no vemos su amor demostrado en nuestros corazones. Cuando vemos imperfecciones en ese amor que demostramos, sólo podemos culparnos a nosotros mismos y a nadie más. No hemos permitido que Dios haga todo lo que El quiere hacer en nosotros.
Haga un voto de cumplir con su obligación de permitir que el Espíritu Santo desarrolle en usted una medida plena de su fruto. Ore específicamente que ese amor perfecto sea formado en su vida. Habrá momentos cuando parece que Satanás está multiplicando sus esfuerzos para impedir que usted sea transformado a la imagen de Cristo. Pero crea, la obra de Dios siempre está progresando.
Al mismo tiempo que le está pidiendo a Dios que cumpla en usted su obra, empiece a orar por el prójimo. La oración de intercesión consiste en orar por los demás. Al pedirle a Dios que lo bendiga y prospere – en forma física, material, y espiritual – notará que la obra del Espíritu Santo en usted le hará amar más a su prójimo

MAESTRO
MAESTRO
11 years ago
Reply to  MMMMM CHULIS

TE EQUIVOCAS ES MUY BUEN ELEMENTO EL PROFE JUAN TIENE MUCHA CAPACIDAD Y VA A GANAR LA ELECCION VAN A VER

MMMMM CHULIS
MMMMM CHULIS
11 years ago

MMMMMMMMMMMMMMMMMMM TODAVIA PERO LA PLANILLA

CON AMOR
11 years ago
Reply to  MMMMM CHULIS

Título: El amor al prójimo
Fondo Bíblico: Levítico 19:13,18,33,34; Mateo 22:37-40; Romanos 1:14; 13:8-10; Gálatas 6:9,10
Verdad central: El amor a Dios nos permite amar a nuestro prójimo.
Texto áureo: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor. Romanos 13:9,10
Bosquejo
I. El mandato de amar a otros
A. Tratando al prójimo como a uno mismo
B. Dos grandes mandamientos ti.
II Compasión por todos
A. Pagando una deuda
B. Haciendo lo bueno
III. Demostrando amor
A. El amor y la ley
B. El resumen de todos los mandamientos
Objetivo
Saber lo que significa amar al prójimo, y demostrar ese amor hacia toda persona por medio de las buenas obras.
Introducción
La parábola del buen samaritano es una historia querida y conocida que habla de cómo tratar al prójimo. Según la interpretación habitual, el hombre que fue golpeado y robado es el prójimo, y el prójimo se define como cualquier persona que necesita ayuda.
Pero parece que Jesús puso más énfasis en el hecho de que el prójimo fue el que ayudó a la víctima. Después de contar la parábola, Jesús le pregunta al abogado escéptico: “¿Quién, pues, de estos tres te parece que fue el prójimo del que cayó en manos de los ladrones?” (Lucas 10:36). El prójimo es el que tiene compasión de la persona necesitada y le ayuda. Así que la pregunta es: “¿Somos buenos prójimos o no?”
Comentario Bíblico
I. El mandato de amar a otros Levítico (19:13,18,33,34; Mateo 22:37-40)
A. Tratando al prójimo como a uno mismo
El pasaje en Mateo nos hace entender que aun cuando las estrictas reglas de la Ley estaban en pie, el principio fundamental de la vida para el seguidor de Dios, era el amor divino. La ley no fue escrita para el hombre justo, sino para los “transgresores y desobedientes, para los impíos y pecadores, para los irreverentes y profanos…” (1 Timoteo 1:9).