La nueva era de música por Internet

Julieta Goldin

Algunos de los sitios más populares son Spotify, Grooveshark, Deezer, Jango, Soundcloud, Tonido, y sigue la lista de interminables opciones de reproductores de música online en todas sus variantes.
Algunos de los sitios más populares son Spotify, Grooveshark, Deezer, Jango, Soundcloud, Tonido, y sigue la lista de interminables opciones de reproductores de música online en todas sus variantes.

Hoy en día ya no presenta un problema disfrutar de música gratis por Internet. Nuevos programas de acceso gratuito son cada vez más frecuentados por jóvenes y adultos para escuchar música a través de la web. Ahora es todo es online, ya no más mandar y recibir archivos, descargar programas o descomprimir archivos, para los que a su vez hacía falta un programa descompresor, ahora todo es sencillo e instantáneo, sólo hay que saber donde buscarlo.

Algunos de los sitios más populares son Spotify, Grooveshark, Deezer, Jango, Soundcloud, Tonido, y sigue la lista de interminables opciones de reproductores de música online en todas sus variantes. Las mismas además poseen su opción para teléfonos celulares y reproductores con Internet, con lo que definitivamente son la mejor opción cuando de música personal se trata.

Además, estos programas poseen la mejor calidad de sonido y ocupan la menor cantidad de espacio, ahora todo es online y allí permanece, todo es compartido e impersonal, todo es de todos y para todos.

Qué interesante resulta esta concepción comunitaria de la información, ya sea musical o de imágenes fijas o en video, donde todo se comparte. Cada persona tiene su stock de aquellos videos, fotos y música que desea consumir y simplemente lo ofrece para todo aquel que le interese compartirlo. Algo similar  a lo que sucede con los sitios sociales como lo son Youtube, Facebook y Twitter, donde cada uno crea su usuario y sube lo que quiere compartir.

Pensar que del disco de pasta pasamos al de vinilo de allí al cassette, al CD, al DVD y ahora al MP3 el cual cada vez es más pequeño e intangible. La música se sigue produciendo y consumiendo en enormes cantidades pero los formatos van cambiando, adaptándose a la medida de las necesidades del mercado contemporáneo. Sólo nos queda preguntarnos qué sigue, cuanto más pequeños pueden ser ahora los archivos de música. Seguro que ya hay quienes tienen la repuesta pero mientras, los meros mortales seguimos tratando de seguirles el ritmo.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments