Cierra puertas Nacional Financiera

Ya no tiene delegado, quedan sólo dos empleados sin capacidad de decisión; no se ha otorgado un solo préstamo en lo que va del año y sólo están esperando la decisión de director general Alberto Rangel Domene

Mientras tanto, en el comunicado se informa que Nacional Financiera reducirá el número de empleados de 1,013 a 900, y que no sólo cierra la representación estatal en Baja California Sur, sino que además se cierran otras 26 representaciones estatales.
Mientras tanto, en el comunicado se informa que Nacional Financiera reducirá el número de empleados de 1,013 a 900, y que no sólo cierra la representación estatal en Baja California Sur, sino que además se cierran otras 26 representaciones estatales.

Aunque todavía sigue abierta, pero sin realizar ninguna operación, es un hecho que cierra la representación estatal de Nacional Financiera, de acuerdo al comunicado que emitió la Dirección General y que fue corroborado por los dos empleados sin capacidad de decisión que quedan en la institución.

Informaron los empleados que en noviembre del año pasado se jubiló el representante estatal, Mario Alberto Valadez, y que la Dirección General no nombró a nadie en sustitución.

De hecho, agregaron, para 2010 no se le asignó a Nafin un piso o un techo financiero para que otorgara préstamos, en tanto que para 2009 el presupuesto asignado rebasó los 400 millones de pesos y todos los recursos fueron colocados.

Las oficinas están abiertas, pero de hecho sólo se está informando que no se asignaron recursos y sólo se está esperando qué es lo que se decide desde el centro, señalaron los empleados.

Mientras tanto, en el comunicado se informa que Nacional Financiera reducirá el número de empleados de 1,013 a 900, y que no sólo cierra la representación estatal en Baja California Sur, sino que además se cierran otras 26 representaciones estatales.
El sindicato acusa que esta decisión fue poco transparente y de manera unilateral, pues en ningún momento se consideró la opinión de la representación de los trabajadores.

María Luisa Velázquez, secretaria general del Sindicato Unico de Trabajadores de Nafin, dijo que la desaparición de 27 oficinas estatales para dejar sólo cinco representaciones regionales, es una medida ilegal, poco transparente y unilateral del director Héctor Rangel Domene.

Subrayó que esa medida es con el fin de desaparecer esa banca de desarrollo, por lo que llamó al Congreso de la Unión a que haga respetar la ley y defienda los derechos de los trabajadores.

Velásquez agregó que de 1988 al 2010 la plantilla de trabajadores de esa institución se redujo de 4,231 trabajadores a 1,013 y que con la reducción de oficinas se pretende dejar en un paso a sólo 900.

La líder gremial comentó que fue el pasado 2 de junio cuando las autoridades de NAFIN, encabezada por Héctor Rangel Domene, informaron al sindicato de la desaparición de 27 oficinas estatales y que sólo quedarían cinco regionales en las ciudades de Hermosillo, Monterrey, Guadalajara y Ciudad de México; con una estructura de 36 personas.

Insistió en que esta decisión fue poco transparente y de manera unilateral, pues en ningún momento se consideró la opinión de la representación de los trabajadores, de los consejos consultivos, de las cámaras, los gobiernos locales y los clientes en general que tiene y beneficia NAFIN en todo el país.

Llama la atención que Rangel Domene haya expresado que los clientes de NAFIN son fundamentalmente las instituciones de crédito y financieras no bancarias, las grandes empresas para el tema de factoraje, los gobiernos de los estados y algunos municipales.¿Entonces como banca de fomento, qué apoyos brindará a las micro y pequeñas empresas a nivel nacional?», cuestionó.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments
Maria la del Barrio
Maria la del Barrio
11 years ago

¿Y ahora donde nos informamos para comprar cartera vencida?