Todo un día de gritos, patadas y golpes en el Jorge Campos
De lo más destacado de este torneo fue la gran cantidad de competidores, sobre todo de ocho años de edad para abajo, tanto así, que tuvieron que dividirlos en categorías por peso.
De lo más destacado de este torneo fue la gran cantidad de competidores, sobre todo de ocho años de edad para abajo, tanto así, que tuvieron que dividirlos en categorías por peso.

Este sábado, en el polideportivo Jorge Campos, cerca de ocho horas de artes marciales, cientos de competidores, aficionados y una gran cantidad de trofeos, fueron el resultado del XIX Torneo Internacional de Artes Marciales «Sifu James Ibrao»

El lugar contaba con seis escenarios donde se libraban batallas de diferentes categorías. Desde niños de menos de un lustro hasta personas de la tercera celebraron el torneo dejando sudor en el tatami. Intervenciones médicas, lágrimas, padres orgullosos, emocionados: «¡dale, chato, dale!»; katas enérgicas que invitaban a la seriedad, a la observación, patadas ilegales al cuello, trofeos al aire, espadas, bos.

Las disciplinas fueron: Taekwondo, Wu Shu Kung Fu, Pa Kua Chang, Karate Do Shotokan, Lima Lama Hapkido y Tai Chi Chuan. La competencia fue mixta, de manera que se enfrentaron las distintas disciplinas y escuelas entre sí. Participaron los Estados de Guerrero, Sonora, Sinaloa y Baja California Sur.

Sifu Willy Guerrero, organizador del torneo, nos explicó sobre el carácter internacional del evento: «es el único torneo en el Estado que vienen escuelas de otros lugares a competir, y se basa en el sistema internacional de competencia». En otras ocasiones han participado escuelas de los Estados Unidos. El torneo lleva el nombre del maestro de Sifu Willy Guerrero, James Ibrao, mismo que, nos platica W. Guerrero, es el maestro del maestro de su primer maestro, que lo llevara a la cinta negra.

De lo más destacado de este torneo fue la gran cantidad de competidores, sobre todo de ocho años de edad para abajo, tanto así, que tuvieron que dividirlos en categorías por peso. Otra de los aspectos a destacar, como lo menciona Sifu Willy Guerrero, es «el compañerismo de las escuelas foráneas, que conocen cómo se hace un torneo de gran magnitud, […] algo muy importante, es la colaboración de los practicantes de artes marciales, […] promover la difusión de la disciplina marcial.»

El torneo terminó ya con la noche encima, el estacionamiento por fin estuvo libre y los coches atrapados pudieron llegar a casa, antes de que los dueños practicaran las artes marciales callejeras contra los encajonadores de coches, que también salían motivados del lugar, pero habían llegado tarde.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments