Casas en serie, un peligro para la salud física y mental

Erik I. Murillo

Aunque expertos califican esto como indigno, inhumano y enfermizo, las autoridades del estado y federales no han puesto el dedo en la llaga sobre las inmobiliarias, exigiéndoles estándares y medidas razonables que puedan ayudar a tener una mejor calidad de vida vida.
Aunque expertos califican esto como indigno, inhumano y enfermizo, las autoridades del estado y federales no han puesto el dedo en la llaga sobre las inmobiliarias, exigiéndoles estándares y medidas razonables que puedan ayudar a tener una mejor calidad de vida vida.

El crecimiento exponencial de las zonas urbanas en Baja California Sur, en especial, La Paz y Los Cabos, ha venido a representar una mina de oro para muchas compañías que se dedican a la construcción de viviendas de interés social en el estado.

En un estudio liberado por la Organización Mundial de la Salud, llamado «Estrategia de la Vivienda Saludable», hacen referencia a la importancia que tiene la casa donde se vive, para el buen desarrollo intelectual, la salud física y mental.

Tomando en cuenta que las personas pasan en promedio alrededor del 50% del tiempo en su casa, este lugar, se vuelve de suma importancia para la salud de sus habitantes, ya que por ejemplo: influye en la fácil recuperación de un enfermo, la salud psicológica y el buen rendimiento escolar de niños y adolescentes, la buena o mala relación de pareja, así como enfermedades físicas que pueden ser consecuencia del poco espacio donde se vive, como infecciones respiratorias y contaminaciones por ruido.

En Baja California Sur, hay una tendencia de las constructoras, a hacer casas, cada vez con menos metros cuadrados a un precio «accesible», para personas que no puedan acceder a un financiamiento mayor por medio de un banco, o debido a la poca cantidad prestada por las hipotecarias del gobierno como INFONAVIT.

Múltiples desarrollos inmobiliarios que se llevan a cabo al sur de la ciudad por compañías de dicho ramo, están construyendo casas en serie, con moldes de acero, en donde sólo se vierte el cemento combinado con arena, piedras y otros elementos, como si se tratara de una maquiladora de casas.

Aunque expertos califican esto como indigno, inhumano y enfermizo, las autoridades del estado y federales no han puesto el dedo en la llaga sobre las inmobiliarias, exigiéndoles estándares y medidas razonables que puedan ayudar a tener una mejor calidad de vida vida.

Hay familias de hasta cinco integrantes que viven en un espacio reducido de 50 metros cuadrados, volviéndose esto un calvario para los habitantes de estas construcciones por la falta de privacidad, incentivando este factor, la agresión y violencia por el reducido espacio.

¡Comparte!
0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
3 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
pucha puchita!
pucha puchita!
11 years ago

Bien dicho Choyero!… creo que sera mas barato para nosotros, por que a final de cuentas a nosotros nos cuesta, que el gob. les diera a cada uno un boleto de barco para que se regresen a sus tierras, y no vengan a chingarnos con las nuestras!… ya vez, ahi no hasta se queiren hacer gobernadores del estado… dentro de 12 años va ah salir el proximo precidente municipal de Los Cabos y va ah vivir en el predio la ballena… de mi se acuerdan!

Maria la del Barrio
Maria la del Barrio
11 years ago

¡ja! Salud mental la de mis comadres que viven en las invasiones de la ballena, caribe alto y bajo, la tierra y Libertad y Lagunitas. Esas si estan sans mentalmente porque estan alertas todo el dia. Sus niños estan entrenados a comer frijoles y sardinas, cuando bien les va y ademas son inmunes a los estafilococus y demas porquerias que pululan en el aire. No tiene de otra porque si no, se mueren.
pero eso si, el ejido nada mas les vende a los especuladores de viviendas, porque si vas como organizacion social y humana, no te venden porque ¿Y la comision? es mas dificil repartirsela.

Choyero
Choyero
11 years ago

Han convertido el municipio en un albergue para personas de otros estados, basta de dar terrenos a esta gente, solo son una carga para el gobierno, si no pueden mantenerse por si solos que se regresen a su lugar de origen, solo saben pedir y pedir… son personas sin arraigo que solo traen problemas, que lastima que el gobierno por el voto de estas gentes esta sacrificando al destino, dentro de unos años todos esos asentamientos irregulares seran un dolor de cabeza mayor