La cara B / Un alto a los agiotistas

La cara B / Un alto a los agiotistas

Una sociedad como la nuestra, golpeada económicamente y sin financiamiento por parte del Estado pone a los pequeños negocios, a los emprendedores y a los comerciantes con necesidades de liquidez, en manos de una multitud de inescrupulosos gandallas que acuden a “salvarte en un momento de dificultad” con préstamos que en realidad desde un principio resultan expropiatorios.

Héctor Miranda