Ya tenían sometido a un ladrón cuando arribó la policía

Héctor Miranda