Ya no aguantó las agresiones de su violento vecino

Héctor Miranda