Ya no aguantó damita las golpizas de Miss Pérez

Héctor Miranda