Ya nada respetan los amantes de lo ajeno. Se robaron la virgen del Cerro de la Calavera

¡Terrenos a cuatro minutos del centro de Cabo San Lucas!