Tras los barrotes por apropiarse de una botella de brandy

Héctor Miranda