Tras los barrotes por apropiarse de una botella de brandy

¡Terrenos a cuatro minutos del centro de Cabo San Lucas!