Tras desvalijar un auto, dejó claro rastro hasta su guarida

Héctor Miranda