Tras desvalijar un auto, dejó claro rastro hasta su guarida
Jorge Luis Félix.
Jorge Luis Félix.

Más sencillo no pudo estar para los sabuesos ministeriales el resolver el robo de un acumulador y herramienta sustraída de un vehículo: sólo tuvieron que seguir, por un corto tramo, las huellas del calzado del descuidado ladrón, las cuales como rastro de migajas, llevaban hasta la guarida de Jorge Luis Félix  Díaz.

Todo comenzó la mañana del domingo, cuando un ciudadano reportó a los agentes ministeriales destacamentados en Vizcaíno, que hacía unas horas, su vehículo había sido despojado del acumulador, y que como bono extra, el ladrón había cargado con una espátula, pinzas y un cuchillo con cachas de madera.

Al llegar a la escena del crimen, los agentes se percataron de las claras huellas de calzado que el delincuente había dejado en su descuidada retirada. Sólo tuvieron que seguirlas hasta las puertas de un negocio de reciclaje donde se toparon cara a cara con Jorge Luis.

Jorge Luis Félix, cara a cara con los investigadores, negó cualquier relación con el ilícito, pero los hábiles sabuesos no se tragaron el cuento y tras caer en varias contradicciones, el sospechoso terminó por confesar su acción.

Jorge Luis, sonorense de 34 años de edad, con domicilio en la misma recicladora donde fue arrestado, quedó a disposición del representante social por su presunta responsabilidad en hechos que pueden constituir un delito consistente en robo y/o lo que resulte.

¡Comparte!

* * *