Traían casi cuatro mil dosis de cristal

Héctor Miranda