Total hermetismo en torno al secuestro de empresario cabeño

Héctor Miranda