Se topó con la ley cuando salía de una casa cargando un zinc

Héctor Miranda