Se sintió el Grinch y se puso violento en casa

Héctor Miranda