Se refugió en la zona militar el agresor del joven baleado

Héctor Miranda