Se entretenía Rubisel apedreando transeúntes

Héctor Miranda