Robó y empeño joyería para alimentar a sus hijos

Héctor Miranda