Robó un automóvil y luego lo ofreció como fierro viejo

Héctor Miranda