Renuncia masiva de policías en Monterrey

Iván Gaxiola 

Las razones que argumentan quienes renunciaron, o van a hacerlo, es la falta de seguridad, más allá del miedo a fallar en las pruebas, así como el incumplimiento de prestaciones salariales prometidas en años pasados.
Las razones que argumentan quienes renunciaron, o van a hacerlo, es la falta de seguridad, más allá del miedo a fallar en las pruebas, así como el incumplimiento de prestaciones salariales prometidas en años pasados.

¿Tuvieron miedo? Después de que los elementos de la policía regiomontana recibieran noticias de que serían sometidos a exámenes de confianza que incluyen desde análisis toxicológicos hasta la prueba del polígrafo, «sesenta policías firmarán su renuncia el día veinticuatro de mayo», dio a conocer el «Milenio», este lunes.

El alcalde, Fernando Larrazábal ofreció pagar el cien por ciento de de las liquidaciones a quienes no quisieran ser sometidos a los exámenes de confianza. La mayoría de los elementos son rasos y destacan algunos casos de hasta quince años de antigüedad. Hasta ahora sólo veintitrés han firmado, sin embargo fuentes extraoficiales señalan que este veinticuatro de mayo se alcanzarán las tres veintenas de policías desertores. Por el momento la vigilancia de zonas principales, como la zona Centro y Oriente, estarán a cargo de ciento cuarenta policías del municipio que estarán apoyados por la Secretaría de Seguridad Pública y el Ejército Mexicano.

Las razones que argumentan quienes renunciaron, o van a hacerlo, es la falta de seguridad, más allá del miedo a fallar en las pruebas, así como el incumplimiento de prestaciones salariales prometidas en años pasados.

Las pruebas no sólo competen a los policías rasos sino que los mandos también serán sometidos a una evaluación que consistirá en verificar la forma en que realizan la logística para vigilar la zona que tienen asignada, las incidencias que se han presentado y sobre todo los resultados.

¡Comparte!

* * *