Porque ya no había salidas, destrozaron 2 urbanos

Héctor Miranda